27 septiembre 2012 Eléctrica, Tecnología

En Plusmoto llevamos algunos artículos hablando de las bondades de las motos eléctricas, sobre todo en estos momentos en los que ir a repostar a la gasolinera te sale por un pico. Hemos hablado con fabricantes y aclarado dudas, pero casi siempre hemos visto vehículos urbanos. Scooters para más señas. Hoy os presentamos una alternativa urbana por autonomía, pero deportiva en su concepto.

La marca californiana Zero lleva ya unos cuantos años experimentando con motos eléctricas. Comenzaron con una moto de campo, que era más una mountain bike que otra cosa, y que contaba con baterías intercambiables de gran tamaño. Esta moto que hoy os enseñamos, es una evolución de aquel modelo.

La Zero S, es la primera moto eléctrica de producción masiva que es capaz de ofrecer más de 183 kms de autonomía en ciudad. Para ello, cuenta con un nuevo pack de baterías Z-Force que dura toda la vida de la moto. La duración de las mismas es de cerca de 500.000 kms, calculando unos 3000 ciclos de carga-descarga. Su velocidad máxima es de 142 km/h, con un mas que respetable par motor y aceleración.

Su motor no cuenta con escobillas, lo que le hace limpio y sin mantenimiento. Esta refrigerado por aire. Cuenta con un sistema de freno regenerativo que carga el pack de baterías cuando frenamos o desaceleramos, y la podemos conducir en dos modos, “Sport” y “Eco”. La parte ciclo cuenta con un chasis ultraligero y rígido de aluminio de grado aeroespacial. La Zero S esta diseñada para tener un centro de gravedad bajo, lo que la hace maniobrable y sensible. Como opción esta el accesorio para llevar pasajero.

Cuenta con unas llantas de fundición desarrolladas específicamente para este modelo, dando un toque nuevo y deportivo a este modelo. Sus frenos son más precisos, fáciles de dosificar y requieren menos esfuerzo. Su disco delantero de gran diámetro esta diseñado por la propia marca Zero. Lleva además latiguillos metálicos para un mejor tacto y precisión de frenado. La suspensión cuenta con una horquilla invertida de las más ligeras del mercado y su basculante trasero lleva un amortiguador regulable en precarga de muelle.

Su cuadro de mandos te indica de una manera rápida y precisa la información necesaria, como la velocidad y la temperatura de motor. Al no tener marchas ni embrague, tú eres quien elige su comportamiento según la forma que elijas para conducirla. Su transmisión es por correa, lo que hace que sea directa y que la moto acelere de forma rápida y eficiente. Además, no precisa de mantenimiento.

El único pero que le encontramos es su elevado precio, aunque ya se sabe que este tipo de vehículos son caros. El modelo ZF9 cuesta 13.995€. Una de las ventajas es la exención en el impuesto de circulación al ser eléctrica y dependiendo de la comunidad autónoma, puedes obtener alguna ventaja fiscal más.

Fuente y fotos | Zero motorcycles


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 septiembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *