24 junio 2016 Historia, Industria

museo de la aventura peugeot (5)

Todos conocemos la trayectoria de Peugeot en lo que respecta al mundo de la automoción. Sus modelos son muy conocidos y permiten que veamos bien todo lo que ha aportado a la historia de la industria, así que nos imaginamos lo que podremos encontrar en el Museo de la Aventura que ha abierto la marca en la población francesa de Sochaux. Pero este lugar esconde sorpresas, porque, al igual que la propia marca, no está dedicado solo a los coches.

La historia de Peugeot arranca en 1810, así que es desde esa fecha que se recogen piezas, elementos de trabajo y herramientas que se han utilizado durante décadas para ayudar al avance continuo de la humanidad. Y es que Peugeot hoy cuenta con el Design Lab, del que han salido diseños destinados al desarrollo de coches, motos, yates, muebles y hasta pianos. Todos, con un diseño espectacular y muy exclusivo, de gran calidad.

El museo se ha creado por parte de la asociación “La aventura de Peugeot“, que se creó en el año 1982, presidida por Pierre Peugeot, quien comenzó la labor de ir reuniendo en un mismo lugar la extensa herencia de la marca. El museo se abrió en 1988 y poco a poco ha ido reuniendo todas las piezas que se pueden ver en la institución.

museo de la aventura peugeot (3)

De las primeras herramientas hasta los últimos modelos de coches

En la primera parte de este museo están los productos que fabricaba Peugeot antes de comenzar a fabricar coches. Se trata de productos laminados, cuchillas radiales o incluso la mítica Grand-Bi, la bicicleta que tiene una gran rueda delantera y otra más pequeña en la parte trasera. Herramientas, molinillos y máquinas de coser son otros de los productos. Como dato curioso, se puede ver también un registro de ventas del año 1848, cuando se llamaba Peugeot Frères.

Los modelos más curiosos y más novedosos de cada década están exhibidos en el museo de PeugeotLos primeros vehículos de Peugeot están en la siguiente zona. Se trata de los producidos durante el periodo entre el año 1891 y 1904, donde se puede ver el Vis-a-vis, el primero que utilizó un motor de gasolina. Durante los siguientes periodos se puede ver los modelos que fue sacando la marca francesa, utilizando los últimos avances de cada época, aplicados para ayudar en el avance de la tecnología y los sistemas de automoción.

Los coches más curiosos de cada década se exhiben en el museo, que es una de esas visitas que tenemos que hacer los aficionados a los coches para entender dónde estamos actualmente. Por ejemplo, en el Museo de la Aventura de Peugeot veremos al primer coche que utilizó la nomenclatura de los tres dígitos que caracteriza a la marca, que comenzó con el 201 y que está en vigor desde la década de los años 30.

Los coches de producción en masa llegaron en la década de los años 40, cuando se pasó de fabricar unas 100.000 a pasar a superar el millón de unidades de cada nuevo modelo a lo largo de su vida. Eran otros tiempos, que han desembocado en el siglo XXI y en la presencia del león en millones de coches que hoy circulan por nuestras carreteras y calles. Un lugar donde comprender, conocer y valorar todo lo que ha hecho la marca a lo largo de su historia.

Fuente | Peugeot


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *