23 septiembre 2011 Industria

En Suecia hay una oficina gubernamental que es de las más temidas. La Kronofogden. Dicha oficina se asegura de ser el brazo ejecutor de los juzgados que se ocupan de bancarrotas y deudores y, entre otros deberes, asegurar los bienes de los deudores que el gobierno sueco protege, como en este caso.

Dicha oficina se ha hecho cargo del Museo de Saab, y por ende de todos los coches que el museo tiene, más el agregado de algunas otros bienes muebles de la compañía. El gobierno no los ha decomisado aún, pero lo hará si Saab no cmple con los lineamientos que ha presentado para su reorganización, hace pocas horas.

Si Saab no cumple con el pago de sus deudas, todos los coches históricos de la marca serán subastados, contando al primer Saab construido en su historia. También se incluyen exhibidores, motores y herramientas varias que Saab tenía almacenadas en las instalaciones de su museo.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *