28 octubre 2012 Eléctrico, Industria, Tecnología

En estos últimos días la industria del coche eléctrico ha recibido un duro golpe gracias a la bancarrota de A123, el principal proveedor de baterías de Fisker. Consecuentemente con esta bancarrota, se han desatado toda una serie de discusiones entre las partes involucradas en el desarrollo de eléctricos y dicha polémica ha continuado a flor de piel en un panel de fabricantes y proveedores de la industria del automóvil, que ha tenido lugar en Nueva York.

La bancarrota de A123 parece haber desatado las perspectivas más pesimistas; en opinión de representantes de Volkswagen, Ford, Daimler, Delphi y Borg Warner, la conclusión del debate ha sido que el coche eléctrico aún no está listo para ser aceptado y que nadie sabe cuándo lo estará.

Los temas abordados en este panel de industriales del sector, también han tocado el tema de que debe haber más subsidios de los gobiernos para que el público y los fabricantes se interesen más por los eléctricos, un tema que sin duda tiene sus bemoles, ya que no todos estamos dispuestos a soportar a los fabricantes con el pago de nuestros impuestos, habiendo tantas otras prioridades. Y con la situación que estamos viviendo, dudo mucho que los gobiernos vayan a aumentar la ayuda que actualmente se da para comprarlos, aún cuando no se venden como se esperaba.

Las perspectivas han ido decayendo al ritmo de los años; si hace 5 años atrás se decía que los eléctricos iban a contarse por millones en el futuro cercano, las marcas alemanas dan un porcentaje de solo un 3% del parque mundial de vehículos siendo eléctricos, para el año… 2018. el punto de vista de dos grandes proveedores como Borg Warner o Delphi es todavía peor, ya que los eléctricos ni siquiera son merecedores de un nuevo caso de estudio de negocios.

Claro que existen y existirán modelos eléctricos siendo comercializados, pero nadie sabe cuánto durará la paciencia de las marcas. De momento, Nissan parece ser el único que está comprometido a nivel mundial a seguir adelante con su Leaf, mientras que otros fabricantes se han enfocado a un solo mercado, como Tesla, y otros directamente han dado marcha atrás con sus proyectos. El 2012 terminará siendo un año muy propicio para los híbridos, pero con un futuro incierto en el caso de los puramente eléctricos.

Vía | Car and Driver


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • SANTIAGO

    Hola a todos. Tengo un hibrido (Prius desde hace 6 años) y he estado mirando coches eléctricos de todas las marcas. El problema numero uno es el precio y el segundo problema es los kilometros que puede hacer con un electrico sin respostar luz. El coche que tendre en un futuro sera el hibrido electrico con hidrogeno (ya existen prototipos), hasta entonces yo y la gente no comprara electrico (tan solo para ciudad o para divertirse), por los problemas que antes he dicho. Es una pena, porque van muy bien, pero no todo el mundo tiene un chalet, puede esperar horas para repostar luz, o los propblemas que ponen la comunidad de vecinos en el aparcamiento.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 octubre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *