8 abril 2010 Compactos, Híbridos, Industria

flextreme-gte-geneva.jpg

El jefe de las divisiones europeas de General Motors ha dado nuevos detalles acerca de una pareja de coches eléctricos que se unirán al Ampera en las gamas de Opel y Vauxhall. Ambos serán de rango extendido igual que el compacto basado en el Chevrolet Volt, es decir, además del motor eléctrico habrá otro de combustión que solamente servirá para cargar las baterías cuando se queden sin energía. Uno de ellos se basará en la plataforma de la próxima generación del Corsa y el otro en la Epsilon II que utiliza el Insignia.

No obstante, estos modelos eléctricos no tendrán nada que ver por fuera con sus primos tecnológicos. Según Nick Reilly, las modificaciones que serán necesarias hacer para implantar el nuevo tren de propulsión en esas plataformas justificarán de sobra cambiar por completo su diseño exterior, creando así dos productos diferenciados que ocupen nuevos segmentos en los que no estaban Opel/Vauxhall. Algunos de sus rasgos se inspirarán en el concepto Flextreme GT/E presentado en el pasado Salón de Ginebra en marzo.

Pero General Motors tampoco se olvidará del Ampera y éste recibirá mejoras concernientes a sus baterías. El paquete que tiene la actual versión ha sido diseñado para tener una vida útil de unos 10 años y, a causa de todas las protecciones contra golpes que posee, es muy difícil reemplazarlo. Por lo tanto, el próximo Ampera equipará unas baterías que durarán menos tiempo (lo que no significa que tengan menos autonomía eléctrica) y cuya sustitución sea mucho más sencilla. Además, esto permitirá que el mantenimiento de las baterías sea económicamente más viable.

Por otra parte, las baterías de la primera versión del Ampera tienen un elevado precio y representan una gran proporción en el coste total del coche. Esto ha llevado a General Motors a desarrollar toda una gama de paquetes de baterías de distintas capacidades con el objetivo de reducir el valor monetario del Ampera, pudiendo adaptarse a cualquier bolsillo.

Finalmente, lo que todavía no está claro según Reilly es dónde se construirá el Ampera en Europa. La decisión se tomará antes de que acabe el año y la elección se hará según los incentivos que ponga cada país candidato. Por el momento, las unidades que llegarán al viejo continente del compacto híbrido se producirán en Estados Unidos junto al Chevrolet Volt.

Vía | Autocar


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Podría fabricarse en Figueruelas el Ampera, siendo la más productiva seguro que se ahorran costes en un modelo que no será todo lo barato que quisiéramos.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 abril 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *