29 septiembre 2007 Curiosidades, Fórmula 1, Pruebas

Portada Niki Lauda Gallego El pasado Domingo hice mano del periódico local, el Faro de Vigo como de costumbre, para dirigirme a las páginas centrales donde se encuentra un pequeño suplemento de motor, que aunque no cuenta con reportajes demasiado interesantes normalmente incluye una columna de opinión de Rafa Cid, periodista de motor, con unas siempre buenas críticas de actualidad.

Pero antes de llegar a esas páginas vi la portada de un reportaje (a la izquierda) que me dejó atónito. Niki Lauda: un gallego en la “pole”. En un primer momento pensé que sólo se trataría de un titular llamativo para un reportaje menos significante, mayor fue mi sorpresa cuando vi que me equivocaba.

Un millón de gallegos emigrados es lo que nos hace tener un gallego en cada punta del mundo, y que de vez en cuándo aparezcan historias como esta.

Vayamos por partes; hace ya bastante años un empresario coruñés, José Lauda, se encontraba en el despacho de su fábrica de puertas cuando su hermana entró alborotada para plantarle delante la portada de una revista brasileña y le preguntó a José si reconocía la persona que aparecía en ella, “¡Jaimito!” exclamó José, pero su hermana destapó el titular revelando el verdadero nombre: Niki Lauda. Y es que Jaime Lauda, sobrino de José emigrado a Curitiba (Brasil), y Niki Lauda eran de jóvenes, y antes de que este último sufriese su fatal accidente, dos gotas de agua; rasgos como los dientes, por los que Niki Lauda fue conocido como ‘la rata‘, son comunes a todos los Lauda gallegos (los pocos que hay debido a la poca extensión de este apellido en Galicia de origen francés).

Parecido actual entre Jaime Lauda y Niki Lauda
Comparacion Jaime Lauda Niki Lauda

Bastante tiempo atrás, antes incluso de la II guerra mundial, un gallego de Nogueira de Ramuín (Ourense) llamado Juan Lauda Barbeito emigró a América y se casó con otra gallega en Nueva York para formar una familia. Tuvo cuatro hijos, uno de ellos, José Lauda (no confundir con el José Lauda del principio de la historia), llegó a ser capitán de aviación durante la II Guerra Mundial para los Estados Unidos; este mismo José Lauda se casaría más tarde con una austríaca que en 1949 daría a luz a un niño, Niki Lauda.

A partir de ese punto se le pierde bastante la pista, aunque se sabe que José Lauda se divorció de su mujer austríaca y volvió a casarse en Estados Unidos donde tuvo dos hijas.

Hace 30 años ya hubo un periodista, Xosé Fernández Ferreriro, que hizo este mismo reportaje y lo llegó a enviar a la embajada austríaca con la intención de comunicárselo al mismo Niki Lauda, pero al parecer, y aunque en la bajada dieron su palabra de hacérselo llegar, nunca fue así. Sus parientes gallegos también han pensado varias veces en hacérselo llegar, pero por miedo a llevar demasiado lejos esta história o por el simple hecho de que a estas alturas Niki no querrá saber acerca de toda su genealogía, nunca lo han llegado a intentar.

Por último, la última noticia que la familia Lauda coruñesa conoce de sus parientes en los Estados Unidos, la tuvieron en los años 80 cuando un hermano de José Lauda (padre de Niki) se puso en contacto con ellos para reclamar unas herencias que ya no existían e incluso quiso convencer a José Lauda de que transladase la fábrica de Puertas Lauda a Estados Unidos. La negativa de todo esto hizo distanciarse definitivamente y desde entonces la parte coruñesa y americana de la familia.

En fin, una increíble historia que en internet cuenta incluso con una página que la da por cierta, al igual que yo la creo como cierta.

Algo así solo se podría resumir con dos palabras mágicas: ¡Manda carallo!

Otras fotos del reportaje:

Empresario Coruñés José Lauda, su tío abuelo fue Juan Lauda Crespo (abuelo de Niki)
Jose Lauda
Empresa Puertas Lauda, propiedad actualmente de José Lauda
Puertas Lauda

Fuente y fotos | Faro de Vigo
Reportaje de Santiago Romero en la edición del Domingo 23 de septiembre de 2007

También te puede interesar

    No hay entradas relacionadas

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *