27 junio 2012 Curiosidades, Eléctrico

Nissan va a probar una teoría que va a servir para echarle más leña al fuego del Nissan Leaf y si bien tal vez no tenga un valor comercial apreciable y no se traduzca en mareas humanas agolpándose en los concesionarios Nissan de Gran Bretaña, la marca japonesa tendrá un motivo más para anunciar su sistema de direct drive, ningún mecanismo intermedio entre la energía liberada del motor y las ruedas.

Con motivo de ello, el Leaf se va a presentar en el Festival de la Velocidad de Goodwood, recorriendo el legendario circuito marcha atrás. Un tal Terry Grant, piloto de riesgo, ha sido contratado para conducir el eléctrico entre las subidas, curvas y obstáculos de Goodwood en reversa.

El motivo de semejante proeza es probar que el direct drive de Nissan puede impulsar a la misma velocidad al Leaf yendo hacia adelante y hacia atrás. Al no contar con transmisión ni engranajes reductores, supuestamente el Leaf tiene que ir a la misma velocidad. De acuerdo a Nissan, el hecho de ubicar las baterías bajo el piso del coche le dan al vehículo una estabilidad respetable para ir en reversa a altas velocidades.

Esperemos que el piloto cuente con unos músculos del cuello bien preparados para la prueba; tal vez no tan bien entrenados para aguantar fuerzas G como los pilotos de Fórmula 1, pero al menos de sostener la cabeza fuera de la ventanilla por el largo rato que dura la vuelta. Y sí, tal vez estés pensando lo mismo que yo: esta es una de esas noticias en que dices: “ya no saben qué inventar para vender más”.

Vía | Cartech


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *