26 abril 2016 Compactos, Otros Salones

Pulsar 1

El Nissan Pulsar es la apuesta por parte de la marca japonesa para el segmento C, uno de los más disputados en el mercado europeo.

Desde el Salón de Pekín Nissan desvela la revisión del Tiida, el hermano gemelo del Pulsar, que nos adelanta las novedades que próximamente incorporará el Pulsar.

Hay que reconocer que Nissan no ha tenido mucho éxito en los últimos años en el segmento C. Es un apartado del mercado muy disputado, con muchísima oferta. Desde la desaparición del Almera hace tiempo, la marca no ha ofrecido una alternativa robusta, ya que el Tiida apenas tuvo acogida.

Sin embargo, el Pulsar sí que ha contado con una aceptación más notable. Se trata de uno de los compactos más grandes del segmento, con un diseño agradable a la vista y un espacio interior realmente destacable. Pese a no contar con una gran oferta mecánica o con lo último en personalización, sus ventas sí que han sido mucho mejores que las del Tiida.

El Pulsar llegó al mercado europeo a principios de 2015, aunque su diseño ya cuenta con varios años a sus espaldas. El resultado es un vehículo que ya pide una actualización, actualización que Nissan ha presentado en el Salón de Pekín primero para su modelo chino, el Tiida.

Los cambios más evidentes están en el frontal, con un paragolpes más agresivo en el que destaca la moldura central en negro piano. Los faros cuentan ahora con un fondo negro más atractivo. Las llantas de aleación también actualizan sus diseños, así como el paragolpes trasero, también más deportivo.

Pulsar 3

La actualización refresca la imagen exterior y mejora la sensación interior de calidad

En el interior, los cambios se concentran en el salpicadero, donde se ha trabajado para mejorar la sensación de calidad percibida. Estas mejoras son evidentes en la parte central y frontal, donde se han modificado los materiales utilizados para hacerlos más agradables al tacto. El sistema multimedia con pantalla central también mejora su rendimiento, y la instrumentación modifica ligeramente las grafías de los relojes.

Se han introducido algunas modificaciones menores, como un nuevo botón de arranque o una reubicación de los puertos USB-AUX, hasta ahora situados en el apoyabrazos central, que pasan a colocarse bajo los mandos del climatizador, mucho más a mano.

En definitiva, son cambios menores que mejoran la experiencia a nivel usuario, haciendo del Pulsar-Tiida un modelo más agradable a ojos de sus potenciales clientes. A nivel mecánico no se esperan cambios, por lo que mantendrá, al menos en Europa, la actual oferta de un motor diésel dCi de 110 CV y dos gasolina DIG-T de 115 y 190 CV.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar