2 agosto 2014 Industria

Mitsubishi-Pajero-Sport-Anniversary-Edition
El markéting es uno de los elementos que más influye a la hora de vender un coche. Vale, sus características y prestaciones son fundamentales para que la gente se fije en el coche y quiera comprarlo. Pero también es cierto que si no se vende bien, da igual que se trate de un gran coche. Si falla la comunicación con el cliente potencial, todo puede ser baladí.

Y el nombre del modelo, igual que ocurre en el mundo de las marcas, es fundamental para que ese cliente se fije en él y se anime a comprarlo. Lo que ocurre que muchos de los departamentos de márketing están situados en otros países y no se acaba de conocer cada mercado particular. Por eso, a veces nos encontramos con verdaderos fiascos que convierten a un coche remarcable en un fracaso espectacular. Veamos unos cuantos.

Si conoces un poco el mundo de la automoción, te sonará uno de los grandes clásicos que forman parte de esta particular lista: el Mitubishi Pajero. En el mercado internacional no suena nada mal. De hecho, su nombre procede del Leopardus Pajerus, el gato de las pampas. Su nombre debería evocar libertad, velocidad y ese aire salvaje que lleva impreso en su ADN. Pero no pensaron en el mercado español, claro.

De todas maneras, aunque en España y en varios países latinoamericanos se conoce como Mitsubishi Montero y en el Reino Unido es el Shogun, hay quien compra este modelo en su versión internacional para llevar con orgullo el nombre impreso en la carrocería. Bueno, hay gente pa tó, que dijo el maestro…

mazda_laputa
El Mazda Laputa no se comercializó en España, por suerte para la marca. Este nombre proviene de una ciudad creada por Jonathan Swift y apareció en su obra Los Viajes de Gulliver. Es un nombre de la literatura clásica y por ello creyeron que sería una buena denominación para un coche. No vamos a comentar nada, ¿verdad?

El Nissan Moco tiene también un nombre curioso. Y si tenemos en cuenta de que uno de los colores de la carrocería es un elegante color verde, pues todavía queda más propio. Se comenzó a comercializar en el año 2002 y nunca llegó a España. En Japón, en cambio, tuvo mucho éxito y se ha estrenado hace poco una segunda generación.

La costumbre de dar más de un significado a las palabras hace que un coche tan espectacular como el Volkwagen Nardo W12 Concept no augurara un éxito muy fuerte en España. Una lástima, porque este concepto, que recibió el nombre del circuito italiano Nardò. No llegó nunca a producción y no hizo falta cambiarle el nombre, pero nos quedamos sin una máquina bastante espectacular.

El Kia Mohave nos recuerda a los desiertos de Estados Unidos, pero en el resto del mundo podría traernos otras imágenes. De hecho, su nombre internacional es Kia Borrego. Ahí es . Ignoro de dónde han sacado este espectacular nombre, pero el equipo de márketing español ha estado fino cambiando el nombre.

Uno de los más curiosos que he visto ha sido el que ha llevado durante años el coche más potente de Lamborghini. El Lamborghini Reventón es una máquina espectacular, a ver quien es capaz de dudarlo. Pero vamos, imaginar que un coche de este tipo pueda hacer que reviente un neumático es cuanto menos preocupante. Pero vamos, es de los pocos de estos nombres curiosos y no del todo bien considerados que puede quedar bien en la historia de la automoción. Vamos, es mi opinión…

Vía | Producción propia


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 2 agosto 2014
  2. Seat Ibiza, el triunfo de un nombre bien elegido 3 septiembre 2014
  3. Seat Ibiza, el triunfo de un nombre bien elegido @ Salón del Automóvil 4 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *