24 enero 2012 Curiosidades, Fotos, Superdeportivos

Sinceramente y aunque parezca una locura no sé muy bien por qué al ver la nueva edición especial y exclusiva basada en el Bugatti Veyron Grand Sport que ves en pantalla me ha venido a la cabeza ese Camaro Bumblebee que se hizo famoso en la película Transformes, quizás haya sido cosa del color amarillo tan llamativo que luce este peculiar Bugatti Veyron

Sea como sea, no es de extrañar que ante el poder económico presente en países como Dubai los directivos de Bugatti hayan dado luz verde a la creación de un nuevo proyecto destinado a permanecer en el garaje de un acaudalado jeque.

Como se puede ver en la galería de fotos el vehículo destaca por el color amarillo presente en toda la carrocería y que contrasta con el negro de la fibra de carbono expuesta en la que se han construido las partes más bajas de la misma.

Una vez nos movemos hacia el interior encontramos un habitáculo tapizado en su práctica totalidad en cuero de color amarillo con un tablero de instrumentos pintado en color negro. Ahora bien, la broma le costará a su propietario nada menos que 1.58 millones de euros, ahí es nada.

Personalmente, creo que hay mejores formas de gastar más de un millón y medio de euros, en caso de querer gastártelos en un Bugatti Veyron, hacer un vehículo único seguro que se puede conseguir de muchas maneras.

Vía | wcf


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *