30 enero 2012 Fotos / Vídeos espía

Aunque aún queda prácticamente un año para que salga a la luz oficialmente, Range Rover está preparando a su nuevo coche en el duro frío para que soporte las peores condiciones, tal y como podemos ver en las imágenes. En estas imágenes podemos ver también el interior, pero parece que aún no han “metido mano” esta zona del coche.

Entre otras muchas cosas, están probando nuevos sistemas de asistencia y ayuda al conductor en condiciones extremas, como el Terrain-i Response, la evolución del Terrain Response, el cual identifica los peligros potenciales del camino.

La nueva gama ha sido sometida a un “régimen” verdaderamente serio. Usarán para la construcción del coche nuevos componentes y materiales que podrían reducir hasta 500kg el peso del vehículo pasando de los 2600 y 2800 kg (dependiendo del motor) a los 2100 y 2300 kg respectivamente.

La nueva plataforma de aluminio permitirá que se mejoren aspectos como el consumo de combustible y la reducción de emisiones, así como ofrecer más comodidad en la conducción al tratarse de un coche muchísimo más ligero.

Todas estas innovaciones que están llevando a cabo en el Range Rover se irán añadiendo poco a poco al resto de modelos de la gama en los próximos años.

Vía | Autoblog.it


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *