26 febrero 2015 Deportivos, Seguridad

audi-tt

La tercera generación del TT, salió a la venta en 2014, y, para sorpresa de todos lo hizo sin la valoración en Euro NCAP así que ahora ha pasado por todo tipo de pruebas para recibir una calificación de cuatro estrellas Euro NCAP.

No logra las cinco estrellas dado que carece de algunas de las últimas tecnologías como el freno autónomo de emergencia. Este elemento de seguridad se está convirtiendo más y más común, y está actualmente disponible en otros muchos modelos de la marca.

El Audi TT es el primer coche probado por Euro NCAP bajo las nuevas normas 2015 de calificación, que utilizan protocolos nuevos y actualizados de prueba y maniquíes, como una nueva prueba de barrera rígida frontal de ancho completo, para complementar la prueba de desplazamiento deformable frontal.

Las pruebas también incluyen una mujer pequeña como conductora y pasajera trasera. En los últimos años, las estructuras se han convertido más rígidas, lo cual ha ayudado a reducir las lesiones en la zona baja de la pierna y ha hecho, que el compartimento del pasajero trasero tenga menos tendencia a colapsar.

Mayor rigidez estructural sin embargo, también significa mayores desaceleraciones que deben ser tratados por los sistemas de retención en los asientos delanteros y traseros durante el choque. Así, estas desaceleraciones pueden provocar lesiones graves, especialmente en el pecho de los ocupantes más vulnerables, más pequeños o de edad avanzada.

Por último si quieres más información sobre este tipo de pruebas no dudes en visitar la página web de Euro NCAP, ya que puedes conocer cuantas estrellas tiene tu propio coche (si no es demasiado antiguo).

Vía | Euro NCAP


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 febrero 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *