29 marzo 2017 Compactos

hyundai-i-30-nurburgring-1

El nuevo Hyundai i30 es un coche completamente europeo. Ha sido diseñado y desarrollado en el centro de diseño e ingeniería de Hyundai en Rüsselsheim (Alemania), y se fabrica en la moderna planta de Nošovice (República Checa).

Pero podríamos decir que el espíritu de este vehículo nació en Nürburgring (Alemania), el circuito más exigente del mundo. Las pruebas más intensas del proceso de desarrollo del Hyundai i30 han sido realizadas en el famoso circuito Nordschleife, donde Hyundai dispone de un centro de pruebas.

hyundai-i-30-nurburgring-4

“El centro de pruebas del circuito de Nürburgring ha aumentado nuestra capacidad de análisis, aportando beneficios directos a nuestros clientes en términos de calidad y rendimiento de los vehículos que producimos. Este centro nos permite probar la fiabilidad y la capacidad de conducción de nuestros vehículos de una forma rápida y precisa”, asegura Axel Honisch, general manager del centro técnico de Hyundai Motor Europe.

Con un trazado de 20,8 kilómetros, con 73 curvas (33 a izquierdas y 40 a derechas) y un desnivel de 300 metros, el “infierno verde” es el mejor recorrido del mundo para llevar al límite la fiabilidad y el rendimiento de un vehículo. El circuito ofrece todo tipo de curvas (baches, rasantes, subidas, bajadas, asfaltos), además de unas duras condiciones climáticas.

La nueva generación del Hyundai i30 ha completado 480 vueltas al mítico Nordschleife para medir su fiabilidad y definir su comportamiento dinámico; cada vuelta en esta pista equivale a 380 kilómetros en una vía pública, por lo que el i30 ha recorrido el equivalente a 180.000 kilómetros.

hyundai-i-30-nurburgring-2

Nuestros test de 10.000 kilómetros en Nürburgring, al 95% de la capacidad del vehículo, equivalen a realizar entre 150.000 y 180.000 kilómetros en carreteras convencionales” declara Albert Biermann, vicepresidente ejecutivo de pruebas de vehículos y de desarrollos de alto rendimiento del Grupo Hyundai.

Los ingenieros de Hyundai, definieron el carácter del nuevo i30 en base a una clara premisa: dotarlo de un comportamiento seguro, sano y natural, independientemente de las actuaciones de las ayudas electrónicas. De esta forma, los diseñadores afinaron en primer lugar los componentes mecánicos del chasis; el objetivo fue que el i30 se comportase de forma pura sin ayudas electrónicas. Una vez conseguido este propósito, se continuó con el perfeccionamiento del control de estabilidad, además de otras ayudas electrónicas.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *