7 junio 2016 Berlinas, Familiar, Gama / versiones

Mercedes-Benz E-Class Estate (BR 213), 2016
Después de varios meses del lanzamiento de la berlina media de la estrella, el Mercedes Clase E, la versión familiar ve la luz bajo la denominación Clase E Estate, manteniendo la esencia de la variante de cuatro puertas y toda su tecnología, aunque mejorando considerablemente su capacidad de carga.

Es un lanzamiento importante para Mercedes. En España puede que no tanto, ya que no acostumbramos a comprar un gran número de berlinas y menos con carrocería familiar, pero en el mercado local el índice de ventas debería ser bastante bueno.

No nos vamos a entretener mucho con el diseño del Clase E Estate. En el exterior toda la parte delantera es idéntica a la de su hermano de carrocería sedán. Los cambios llegan, como es lógico, en la parte trasera. La superficie del techo se aumenta estirándose longitudinalmente y posteriormente cae prácticamente en vertical.

Mercedes-Benz E-Class Estate (BR 213), 2016

Los pilotos de luces ven modificado su aspecto, así como toda la parte trasera por sustituir la suavidad de las líneas de silueta de la berlina a favor de una caída mucho más pronunciada para conseguir una alta capacidad de carga. El voladizo trasero también ha ganado varios centímetros. Pese a todo, no parece un coche fúnebre como si lo parecían aquellas berlinas familiares de hace unos años. Tanto la caída del portón que ya no es tan brusca, como la forma de las ventanillas traseras que dan una impresión visual de que esa caída es mucho más suave de lo que es, hacen que sean vehículos apetecibles para quien de verdad necesite espacio.

Maletero

Gana 130 litros de volumen de carga respecto a la berlinaY como el maletero es la parte más importante de todo vehículo con carrocería familiar, vamos a ello. En posición normal, con los asientos traseros operativos, la capacidad de carga llega hasta los 670 litros. Si por algún motivo necesitamos un mayor espacio en situaciones puntuales, podemos abatir la segunda fila de asientos (en proporciones 40:20:40) y el volumen de carga crecerá pudiendo situarse en 1.820 litros.

Lo bueno no es su mayor espacio de carga respecto a la berlina, que es de 130 litros más, si no la facilidad de cargar, descargar y aprovechar el espacio, que es una de las principales pegas de los vehículos de cuatro puertas. Además, la boca de carga se encuentra enrasada con el piso, así como los asientos traseros al plegarlos.

Mercedes-Benz E-Class Estate (BR 213), 2016

El diseño interior es idéntico al del Clase E de carrocería sedán, al igual que su equipamiento. Por tanto, también incorpora todas las tecnologías vistas en el cuatro puertas como las grandes pantallas del cuadro de instrumentos y consola central, o los últimos sistemas de ayuda a la conducción que ya parecen una experiencia cercana a la conducción autónoma.

Motorizaciones

Mecánicamente no hay novedades. La gama diésel está compuesta por las motorizaciones 200d, 220d y 350d con 150, 194 y 258 caballos respectivamente. En gasolina existen un total de cuatro versiones: 200, 250, 400 4MATIC y 43 4MATIC. Sus potencias van desde los 184 del E 200 hasta los 400 del E43.

De momento Mercedes no ha facilitado los precios de esta berlina familiar.

Fuente | Mercedes


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *