28 julio 2015 Tecnología

Tecnología-e-smartconnect-1Sistema e-smartconnect de Volkswagen

Está claro que las marcas apuestan cada vez más fuerte por vehículos híbridos, híbridos enchufables y eléctricos. Dentro de las diferentes gamas se encuentra una de estas variantes para aquellos que busquen el ahorro de combustible o el 0% de emisiones a la atmósfera.

Volkswagen, por ello, está aumentado su rol de líder en sistemas de propulsión eléctricos y automatizados, trabajando en la futura generación de coches eléctricos. La densidad de energía y la capacidad de sus baterías de tracción permitirán una autonomía de más de 500 km en un futuro no muy lejano.

El objetivo en mente es el de reducir al máximo los tiempos de carga de todos estos vehículos y de que ese proceso sea tan eficiente y cómodo como sea posible. Los ingenieros de Volkswagen en Wolfsburg, están trabajando en un sistema automatizado de carga por corriente directa (CD). Se trata de una estación de repostaje eléctrico automático llamada “e-smartConnect”.

Los futuros vehículos eléctricos estarán equipados con baterías de alta capacidad que necesitarán unas elevadas capacidades de carga (entre 80 y 150 kW, o más). De esta manera se cargarán más rápido. La solución de Volkwagen es una carga es utilizar la tecnología de carga rápida por corriente directa (CD), con la que lograría esa celeridad requerida en la carga.

Tecnología-e-smartconnect-2Sistema e-smartconnect de Volkswagen

La contrapartida que tiene ese sistema es que utiliza cables gruesos. Debido a su peso y rigidez son difíciles de manejar. Por ello, el objetivo de la investigación del proyecto “e-smartConnect”, es acoplar de forma automática un conector CD al vehículo. Esto asociado a un sistema de estacionamiento automatizado el proceso tarda muy poco tiempo y es extremadamente cómodo y fiable.

Entre el conector CD y el vehículo se crea un enlace a través de una instalación de cable de bajo momento de fuerza y el uso del robot ligero “LBR iiwa” de Kuka. El robot Utiliza siete ejes de dirección y sensores de par integrados que garantizan una conexión precisa, sensible a la fuerza y fiable.

El proceso empieza con la comunicación entre la estación de carga y el vehículo transmitiendo este último sus datos de perfil a la estación. En ese momento le indica al coche donde debe aparcar. El enchufe CD debe estar posicionado dentro de un área que mide 20 x 20 centímetros. Una cámara montada sobre el dispositivo de retención del robot calcula al milímetro la posición exacta de la toma de corriente.

El robot quita el conector CD de la unidad de carga y la inserta en el enchufe. Una cinta transportadora se encarga de llevar el robot hasta el vehículo eléctrico que necesita una recarga. Completado el proceso de carga, el robot desacopla el conector pudiendo el vehículo abandonar el espacio de carga dejando sitio para el siguiente vehículo.

El sistema tiene total compatibilidad para uso público, ya que la tecnología e-smartConnect monitoriza el proceso entero para asegurar que no hay peligro de daños por contacto físico entre el robot y las personas. De esta manera no es necesario colocar barreras adicionales de seguridad.

Fuente | Volkswagen


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *