17 febrero 2012 Berlinas, Curiosidades, Industria, Seguridad

Sin lugar a dudas, el confort a la hora de la conducción es algo que últimamente está alcanzando un valor en el mercado considerablemente alto, la descomunal potencia de los modelos está dejando paso al lujo más exquisito, y parece que la sociedad moderna prefiere la comodidad a la potencia, o al menos esta es la impresión que tengo viendo las últimas ediciones de las berlinas de lujo.

La última marca en sumarse al plus de confort ha sido Lexus. La marca gama alta de toyota, ha anunciado que instalará en su nueva berlina la GS 450h unos asientos únicos a nivel mundial, ya que están dotados de una tecnología hasta ahora desconocida para los conductores, y sin llegar a probarlos, únicamente mirando las fotos, he de decir que la arquitectura y el diseño parece que cumplen lo que prometen.

Todas las novedades incorporadas tienen como único fin reducir la fatiga en los viajes de larga distancia y a su vez permitir una óptima sujeción del cuerpo cuando se practica una conducción deportiva. Las conclusiones a las que llegaron los ingenieros de Lexus, desembocaron en la construcción de unos asientos enfocados a sujetar firmemente tanto la pelvis como la espina dorsal durante la conducción.

Este soporte para la pelvis, por primera vez disponible en un automóvil, permite ajustar la pelvis del ocupante del asiento en una óptima posición y consiste en una placa de resina retráctil instalada en el asiento que se puede activar o desactivar a gusto del conductor o pasajero, permitiendo que la parte superior del cuerpo permanezca perfectamente firme y próxima al asiento.

Me imagino que los asientos permitirán ir totalmente encajado evitando los típicos deslizamientos que sufrimos cuando tomamos una curva más rápida de lo debido, parecen cómodos, pero como siempre para gustos, colores.

Fuente | Lexus


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • Julian

    los de la foto son los asientos de los que se habla en el artículo? porque a simple vista no les encuentro diferencia con los “normales”

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *