22 enero 2010 Industria

opel.jpg
Malas noticias para la industria del automóvil: General Motors ha confirmado el cierre de la fábrica de Opel en Amberes, algo que se venía rumoreando desde hace un tiempo y que ha acabado por hacerse realidad. Los 2600 trabajadores que estaban empleados en la fábrica tendrán que buscarse un lugar donde ejercer su profesión. Por no hablar de la industria dependiente de esa fábrica, claro.

Los planes de futuro de Opel pasan por un recorte de un 20% de la producción anual y un despido de 8.300 trabajadores, una cifra de locura realmente pero la crisis manda y en este caso seguramente poco se podrá hacer. Oímos hace un tiempo que Toyota no despidió a buena parte de sus trabajadores: simplemente redujo la producción y los recolocó, con menor salario, haciendo otras tareas dentro de la empresa.

Al menos la planta de Figueruelas, en Zaragoza, encargada del Opel Meriva y del Opel Corsa (la de Amberes estaba dedicada al Astra) seguirá abierta, ha reiterado Nick Reilly, presidente de General Motors en Europa. Una buena noticia, algo egoísta, pero buena desde luego para los trabajadores españoles.

Los sindicatos bloqueraon la fábrica este pasado miércoles como protesta, pero poco se podrá hacer al menos por el momento. Los planes de restructuración son firmes así que es improbable que la fábrica pueda mantenerse abierta con una baja producción, esperando pastos más verdes.

Vía | Autoblog


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *