10 diciembre 2012 Industria

La veterana planta alemana de Bochum ya tiene fecha para cesar la producción de automóviles: 2016. La ha confirmado esta mañana el consejero delegado en funciones de Opel, Thomas Sedran, a la agencia de noticias germana DPA. El ejecutivo acaba así con la incertidumbre que pesaba sobre esta fábrica, si bien su final estaba más que previsto por la marca y la industria.

Después de todo, la otra candidata a un idéntico destino, la británica de Ellesmere Port, había sido descartada. Sedran ha puntualizado que, aunque de las cadenas de Bochum ya no vayan a salir coches, eso no significa el final de la planta. Opel piensa mantener su centro de logística, el ensamblaje de componentes y a las 430 personas que trabajan en el centro de distribución.

De hecho, Sedran añadió que en unos años la marca puede ampliar la plantilla de las instalaciones donde se fabrican componentes. Y Opel continuará dialogando con el Land de Renania del Norte-Westfalia, el ayuntamiento de Bochum y representantes del comité de empresa para darle más funciones alternativas a la fábrica.

Aun así, Opel prescindirá de una cifra todavía no determinada de los 3.300 empleados que están en esa fábrica. Esta comenzó su actividad en 1962 con el Kadett A y ahora de allí solo sale el Zafira Tourer. La capacidad productiva, de 250.000 vehículos anuales, desaprovechada por la continua caída de ventas en Europa era incompatible con el año entero de pérdidas que lleva Opel.

Vía | BBC


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 diciembre 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *