20 diciembre 2011 Industria

Opel ha anunciado que tendrá que eliminar 750 puestos de trabajo en el área de desarrollo de producto de su centro técnico en Ruesselsheim, Alemania, como parte de una política destinada a sanear las finanzas de la compañía, en entredicho desde hace ya unos años.

De estas 750 personas, 200 se acogerán al programa de retiros de Opel, mientras que el resto será ubicada en otra división, posiblemente en la sección de ingeniería de producción. Y todavía falta por contar con otros 700 empleos de proveedores y empresas auxiliares de la marca que corren peligro de perder sus empleos, pero que no están dentro de la nómina de Opel; lo cual nos habla a las claras de que la situación de Opel dista mucho de ser normal.

Aunque GM, la compañía madre de Opel, ha logrado sanear sus propios problemas financieros desde hace un par de años, Opel ha permanecido como la gran duda para la compañía norteamericana. Mientras en GM algunos son partidarios de vender Opel al mejor postor, otros opinan lo contrario, ya que precisamente del centro de desarrollo de Opel de Ruesselsheim, han salido muchos de los mejores modelos para el mercado global de GM y algunos otros para el mismo mercado norteamericano.

Lo que nadie quiere es que Opel se convierta en la próxima Saab, aunque hay suficientes razones de peso para decir que Opel está demasiado lejos de llegar a tan fatídico final.

Vía | El Mundo


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 diciembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *