12 enero 2017 Mecánica, Tecnología

 

El nuevo Opel Insignia estrena tracción integral con reparto vectorial de par

El Opel Insignia comenzó su andadura en el año 2008, desde entonces ha conseguido convertirse en un éxito de ventas para la marca alemana con más de 900.000 unidades vendidas, y sin olvidar que se alzó con el título de “Car of The Year 2009”. Ahora cambiará completamente su diseño, se volverá más elegante y adoptará formas de coupé, y no tardaremos en conocerlo públicamente, será en el Salón de Ginebra el próximo marzo.

Ya os hemos comentado sus detalles y equipamiento, que lo pondrán aun más a la altura si cabe de sus principales rivales en cuanto a equipamiento, veremos si eso no afecta demasiado en su hasta por el momento competitiva relación calidad/precio. Entre sus opciones, en la actual generación ya existe la posibilidad de equipar la tracción integral a las cuatro ruedas, que en la próxima generación incorporará una evolución de esta.

El nuevo Opel Insignia Grand Sport, que equipe la caja de cambios automática de ocho velocidades, estará disponible con una evolución del sistema de tracción integral con reparto vectorial de par. Se trata de una evolución de las actuales tracciones integrales con reparto vectorial que disminuye el peso adicional y aumenta las prestaciones, todo ello gracias a la introducción de un sistema Twister que equipa un módulo en el eje trasero que lleva un sistema de doble embrague sin diferencial.

El nuevo Opel Insignia estrena tracción integral con reparto vectorial de par

Con esta nueva solución, e independientemente del estado de la carretera, el nuevo Opel Insignia es capaz de aplicar el par motor a una o ambas ruedas traseras de forma independiente, y así se reparte vectorialmente el par motor en todo el rango de prestaciones. Este reparto vectorial transmite también una mayor seguridad al conductor, ya que la distribución del par motor también varia en función del ángulo del giro del volante, la posición del acelerador y el estado de la carretera, consiguiendo así amortiguar el llamado efecto rotacional.

Pero con el fin de que la conducción no se convierta en demasiado aburrida o demasiado radical en el nuevo Opel Insignia Grand Sport, el conductor podrá modificar la cantidad de amortiguación rotacional según la conducción que esté realizando. Para tener un gran efecto de amortiguación, y consecuentemente una conducción más tranquila, podremos elegir el modo Tour, mientras que si queremos menos efecto y un comportamiento más deportivo habrá que elegir el modo Sport.

Sin duda, su nuevo y elegante diseño hará que más de algún futuro comprador se decante por el nuevo Opel Insignia, además de elementos como este sistema de tracción integral, que nos permitirá enfrentarnos a cualquier condición sin perder un ápice de deportividad y comodidad.

Fuente | Opel


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *