31 octubre 2016 Gama / versiones, Historia

80 años del Opel Kadett

Hay modelos de coches que parecen acompañarnos durante toda la vida. Se trata de alguno que hemos ido conociendo a medida que crecíamos y escuchábamos hablar de ellos a nuestros padres. De algunos, hasta a nuestros abuelos. No es raro, porque algunos de ellos han llegado hasta nuestros días después de hacer un largo camino desde que el primero de ellos saliera de la línea de montaje. El Opel Kadett, por ejemplo, sopla este año las 80 velitas, que no es poco.

El primer Opel Kadett salió de la línea de montaje el año 1936 y esta primera generación llegó hasta 1940. Cuatro años para establecer una fama de coche confiable, que comenzaba destacando por su diseño y sus capacidades. Los alemanes descubrieron un coche que les gustaba y que gracias a su motor de 1.073 cc ofrecía una potencia de 23 CV y una velocidad que lo lanzaba hasta casi los 100 km/h. Este primera generación disfrutó de un facelift en el año 1938, que mejoró parte de su aspecto y sus características. Una puesta a punto que se considera como una generación intermedia.

opel-kadett-a

La segunda generación se llamó Kadett A y se fabricó desde 1962 a 1965. En estos tres años se fabricaron 650.000 unidades. Su contorno de tres volúmenes y dos puertas consiguió que los alemanes se interesaran en él y se vio como un coche serio pero que tenía un aire moderno que entusiasmo a los compradores. El motor se mantuvo en una cilindrada de 1.0 litro y consiguió elevar la potencia hasta los 40 CV.

Entre los años 1965 y 1973 se construyeron más de 2,6 millones de unidades que estaban propulsados por un motor de 1.078 cc que ofrecía 45 CV, aunque se incluyó un motor de 1.1 litros que permitía alcanzar los 55 CV. Se consiguió un porcentaje de exportación del 50%, llegando a estar presente en 120 países.

Las generaciones fueron pasando, dejando cada una de ellas huella en los compradores que iban siendo cada vez más. Como ocurre en este tipo de coches, muchos de los que compraban un Kadett se mantenían fieles al modelo e iban pasando de una generación a otra. Incluso cuando cambió su nombre a Astra, a partir del año 1991, mantuvo su prestancia y los que tenían al Kadett como referencia, siguieron teniéndolo entonces.

opel-astra-2016-presentacion-prueba (18)

Después del Opel Astra H, que alcanzó el año 2009, llegó el Astra J. El predecesor de la última generación ya incorporaba la tecnología que hoy es bastante común en casi todos los nuevos modelos. La cámara delantera reconoce las señales, los sensores a bordo reconocen cuando el conductor se sale del carril por el que circula y el sistema de luces permite que funcione de manera muy eficiente en las curvas, evitando deslumbramiento. Y con el nuevo lenguaje de diseño de la marca, llegó hasta a la nueva generación, que recibe el nombre de Astra K.

Este, que podemos disfrutar desde el año 2015, presenta una disminución de peso de hasta 200 kg. Nuevos motores, un mayor equipamiento tecnológico y un aspecto más moderno, es uno de los coches de Opel más populares durante los 80 años que ha estado con nosotros. ¿Qué le depara el futuro? Pues suponemos que, dado su éxito, igual duplica esta edad.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *