27 enero 2017 Normativa

paris-codigo-pegatinas-color

La batalla de las ciudades para combatir los efectos negativos de la contaminación urbana causada por los coches que circulan por sus calles no para. Aunque algunos alcaldes reciben críticas por las medidas impuestas, como es el caso de Madrid, otros se mueven un poco más adelante y se atreven a proponer nuevas medidas para evitar que la salud de sus vecinos se resienta más. París es uno de los que más está haciendo para mejorar el aire que respiran y ha propuesto un nuevo proyecto que podría hacer que se reduzcan los gases contaminantes.

El ayuntamiento de París ha creado un código de pegatinas de colores para catalogar a los coches diésel parisinos, de manera que según la pegatina que utilicen podrán ser prohibidos en las calles de la ciudad. Los coches matriculados entre los años 1997 y 2000 llevarán una pegatina de color gris, que le identificará como los más contaminantes. Esto representa alrededor del 6% de los coches que circulan actualmente en Francia.

aveodiesel_motor

Estos son los que actualmente no pueden circular por el centro de París, aunque pronto se añadirán a esta prohibición a los que se hayan matriculado entre los años 2001 a 2005, que llevarán en el parabrisas una pegatina de color marrón. Estos representan el 14% de los coches que circulan por Francia, así que representará una buena cantidad de coches que podrían quedar fuera de la ciudad. Estas dos franjas son las más contaminantes y si no circulan por las calles de París, se registrará una considerable mejora en el aire sobre la capital francesa.

Los códigos de colores permitirán a los agentes de movilidad identificar con facilidad la categoría de los coches y determinar si pueden circular o no por la ciudad. No se sabe todavía a cuantos coches afectará esta medida, pero se cree que la circulación se reducirá bastante. Esta decisión se ha hecho pública después de que en varias zonas de París se haya detectado la presencia de partículas provenientes de los escapes de los coches diésel, que han causado alarma entre los parisinos.

Entre otras medidas que ha tomado el ayuntamiento figuran también la suspensión de la gratuidad de las zonas de aparcamiento regulado los domingos, que continúan siendo de pago esos días festivos, y prevén que en el año 2025 ya no circule ningún coche movido por un motor diésel por el centro de París.

¿Qué te parecen estas medidas para combatir la contaminación en las ciudades? ¿Crees que funcionarían en ciudades como Madrid o Barcelona?

Vía | Carscoops


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *