17 febrero 2013 Curiosidades, Seguridad

portagem

Últimamente coger el coche y pasar la frontera al país vecino, a Portugal, no está siendo una tarea precisamente fácil. Primero fueron los peajes puestos en las antiguas autovías públicas y su complejo sistema de pago para extranjeros y ahora los problemas en la zona norte de Portugal con los seguros y las cartas verdes.

Vayamos por partes, lo primero es destacar, que según un comunicado del Eixo Atlántico, ahora se puede pagar el peaje de las autovías portuguesas de manera más sencilla en la web que se ha habilitado para ello, además de disponer de una guía de uso completa con los diferentes modos de pago.

Desde esta página web (http://www.portugaltolls.com/es/web/portal-de-portagens/home) explican en español los diferentes medios de pago para los que quieran hacer uso de las autovías portuguesas de forma totalmente legal. También hay que destacar que se han puesto varios puntos de pago mediante VISA, por el cual, antes de iniciar el viaje pasamos por una especie de cajero donde se lee la matricula del coche y nuestra tarjeta para después cobrarnos el uso que hagamos durante ese día de las autovías lusas.

Es un pequeño paso en la resolución del problema de los peajes en Portugal, pero lo ideal sería adaptar nuestro sistema de telepeaje (el aparato es idéntico al portugués) para poder pagar como si de una autopista española se tratara.

Cuidado en el norte con la Carta Verde del seguro

Según se han recogido varios medios de comunicación locales, el paso mes de enero hubo ciertos problemas en las localidades fronterizas del norte de Portugal por la Carta Verde del seguro. Este documento es un certificado que acredita el seguro en vigor de un automóvil de manera internacional, pero según la nueva normativa europea ya no es obligatorio.

O van por libre o los agentes de la Guarda Nacional Republicana no se quieren enterar y han multado a varios vehículos españoles por carecer de la Carta Verde y no reconocer el recibo del banco como prueba del seguro, una multa que supone el pago inmediato de una sanción de 200 euros o la inmovilización del coche.

Algunos al ser localidades cercanas incluso se fueron andando al seguro a pedir el certificado y regresaron a Portugal para poder recuperar su vehículo. Además de ser ilegal este tipo de prácticas, no ayudan a mejorar la relación entre dos países ni a favorecer el turismo en Portugal.

Vía | Europa Press, Faro de Vigo


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario
  • max

    Quieren dinero y no saben como sacarlo. El año pasado pregunté cuánto costaba ir al Algarve y me dijeron 7,50 euros. Cuando en realidad fuí a pagarlo me dijeron que 10. El portuñol lo entiende todo el mundo, además me lo escribió en una nota de donde tenía que ir a pagarlo (a una oficina de Correos, como si fuera tan fácil).

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 febrero 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *