4 enero 2012 Industria

Un periodista belga llamado Michael Cornette, que escribía sobre coches para un periódico de Bélgica, ha resultado muerto en un accidente mientras era pasajero de la prueba de un Ariel Atom 3. La crónica que Cornette estaba preparando estaba dedicada al Salón de Bruselas que abrirá sus puerta en unos días más.

El propietario del Atom, un tal Matthieu Desmet, perdió el control del coche a alta velocidad en un tramo recto de carretera. Como es previsible, el Atom es muy divertido de conducir pero no lo es tanto en protección contra accidentes, de manera que Cornette falleció en el acto. El propietario y piloto del vehículo está hospitalizado en estado de coma inducido.

Realmente es un gusto y un honor escribir sobre una de las cosas que más amamos: los coches. Pero no es la primera vez que reporteros especializados tienen problemas a la hora de probar coches. Hace unos meses hemos dado cuenta de un tema similar con sendos accidentes que afortunadamente no se habían cobrado ninguna vida. Aún así, conducir bordeando el límite de máquina y piloto implica ciertos riesgos que ni siquiera el más experto puede predecir y mucho menos permitirse reaccionar acordemente.

Vía | Autoblog Holanda


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *