12 junio 2009 Industria

opel-corsa-10millones.jpg

Representantes de Magna, la nueva propietaria de Opel, están recorriendo estos días las nueve fábricas que tiene la marca alemana en Europa. Ayer le tocó a la de Figueruelas, en Zaragoza, que emplea a 7.500 trabajadores y en la que se producen los Corsa, Combo y el Meriva, cuya futura generación que saldrá el año que viene ya se ha confirmado que seguirá fabricándose en esa planta.

Pedro Bona, representante de General Motors España en el comité de empresa de GM Europa, ha afirmado que el vicepresidente de Magna ha declarado a Europa Press conocer “perfectamente” el funcionamiento de la planta zaragozana, valorando el trabajo y empeño de los empleados por cumplir con los objetivos de la producción. Pero también ha recordado que estas visitas sirven para calcular el reajuste necesario de la producción de Opel, lo que permitiría devolver los préstamos que ha concedido la Administración para evitar la quiebra, y que conllevaría reducciones de puestos de trabajo.

Bona ha dicho también que se buscarán formas para que esa disminución de la plantilla perjudique lo menos posible, utilizando métodos como los expedientes de regulación de empleo o prejubilaciones. Asimismo, ha recordado la relevancia de que la fabricación del nuevo Meriva se haya mantenido en Figueruelas, pues logrará mantener la buena reputación de la planta en Europa.

La visita de Magna comenzó a las doce del mediodía con encuentros con empleados y la dirección, y por la tarde se hizo un recorrido para mostrarles su funcionamiento. Una vez terminen de revisar todas las fábricas europeas de Opel, Magna hará público su plan de reestructuración de la marca, el cual implicará eliminar unos 10.000 puestos de empleo.

Vía | Europa Press


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *