11 junio 2012 Tecnología

Un experimento realizado por el Centro de Automática y Robótica (CAR) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha puesto a prueba, en condiciones lo más reales posibles, las tecnologías más novedosas en conducción automática de vehículos. Para ello, se han preparado dos vehículos Citroën C3, uno de ellos autónomo, conducido ayer por las inmediaciones de Madrid.

La marcha estaba encabezada por “Clavileño”, un Citroën C3 Pluriel, equipado con un GPS y comunicaciones vía radio, conducido por un humano. “Platero”, un Citroën C3, le seguía, guiado por un ordenador, que manejaba tanto el volante como los pedales del freno y el acelerador, además de calcular la distancia de seguridad con Clavileño.

Platero puede pasar a conducción manual en caso de fallo del GPS o el sistema de radio o en zonas problemáticas, como túneles. Pero no hubo necesidad de ello, ya que el recorrido de ambos vehículos no ha tenido inconvenientes. El viaje, que se realizó a una velocidad media de 60 Km/h, se inició en San Lorenzo de El Escorial (Madrid) e incluyó un tramo urbano por el Real Sitio, las carreteras M-600 y M-50, y tramos de autovías por la A-6 y la A-3, acabando en la sede del CAR, en Arganda del Rey (Madrid).

El experimento ha resultado todo un éxito -matizado con las expresiones de sorpresa de los automovilistas que los circundaban- y significa el primer paso en firme que se da en nuestro país en materia de conducción de vehículos autónomos.

Fuente | Prensa Citroën


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *