24 mayo 2011 Opinión, Urbanos

cygnet-londres.jpg

Leyendo algunas cosas al azar me he encontrado con un reportaje publicado en El Mundo, acerca de una toma de contacto en Londres con el Aston Martin Cygnet; el reportaje es totalmente indefinido con respecto a si el Cygnet les ha gustado o no. Pero para servidor hay algunas cosas que no cierran del todo en relación al Cygnet.

Lo que se espera de Aston Martin es que, además de fabricar deportivos, pueda incursionar en otros segmentos. el problema es que ni el Cygnet es una creación de Aston Martin, ni tampoco es un mini-coche accesible; con casi 42.000 euros que cuesta en España, si agregamos el cambio automático. La experiencia no pasa de conducir un Toyota iQ con un volante que lleva el logo de Aston Martin.

Y es que es exactamente el mismo coche, con algunas variaciones en la electrónica que ni siquiera sirven para la gestión del motor, sino para el navegador propio de Aston, sumado a la parrilla.

Gracias al cielo, Aston Martin tiene otro objetivo en mente y poco “le interesa” el Cygnet. La razón de ser del Cygnet ha sido homologar un coche con unas emisiones que se encuadren dentro de los límites que impondrá la UE en 2012. Otros fabricantes como Ferrari o Porsche forman parte de grupos automotrices que pueden contrarestar el alto nivel de emisiones de sus deportivos, con modelos pequeños de marcas hermanas. Aston Martin no está asociado a ningún grupo automotriz, así que debe crear un modelo que ayude a equilibrar la media de emisiones de sus demás coches deportivos (un V8 Vantage emite 328 g/Km y el Cygnet 116 g/Km).

El tiempo dirá si copiar a las apuradas un modelo japonés de producción en masa como el iQ, haga mella en la aristocrática Aston Martin, con algunos procesos de producción que todavía son artesanales. Sumado a ello, la imagen de la marca y el prestigio ganado a través de los años.

Vía y foto | El Mundo


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 mayo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *