29 febrero 2012 Industria, Todoterrenos / SUV

La marca alemana Porsche ha realizado esta semana una llamada a revisión que afecta a todos los Cayenne que fueron fabricados el año pasado y lo que va de 2012. En total cerca de 100.000 unidades, según informa Porsche, deberán pasar estos días por el concesionario o taller más cercano.

La avería en sí nos es muy grave, ya que durante los controles de calidad la firma de Stuttgart ha detectado que el módulo de bloqueo de las luces delanteras puede desprenderse y por ello ha decidido llevar a cabo esta campaña de revisión. Por lo que los propietarios de los vehículos recibirán una notificación para llevar el coche al taller y reparar rápidamente este defecto.

Vía | europapress


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *