28 julio 2010 Compactos, Fotos, Pruebas, Todoterrenos / SUV

minicountryman

Seguimos con el nuevo Mini Countryman, primero os contamos algunos datos del nuevo miembro de la familia Mini y también vimos su diseño exterior y el espacio interior. Ahora nos toca meternos con la gama de motores, nuestras impresiones de conducción (con mención a la conducción off-road) y también los precios con los que saldrá a la venta el Countryman, puesto que el 18 de septiembre ya tendremos en la red de concesionarios el nuevo Mini Countryman, del que ya se pueden hacer pedidos.

El Countryman parte de los 20.800 euros (del One de 98 CV) hasta los 31.000 (del Cooper S). Si queremos un Mini Countryman diesel lo tenemos disponible desde los 22.200 euros del One D de 90 CV. Las versiones con tracción ALL4 incrementan su precio en unos 2.000 euros más, tenemos disponible el Cooper D ALL4 desde los 27.050 euros.

Gama de Motores

mini_countryman

La gama de motores puede parecer conocida, pero en realidad tenemos novedades en la gama diesel. El Mini Countryman contará con cinco motores, escalonados en dos motores diesel y tres motores gasolina. Dentro de los gasolina tenemos potencias entre los 98 CV (del One), 122 CV (del Cooper) y hasta los 184 CV (del Cooper S).

Pero dentro de la gama de motores diesel tenemos novedades en cuanto al origen del motor y potencias. Puesto que hasta ahora los motores diesel eran de origen PSA, pero el Countryman es el primer Mini que estrena motores de origen BMW, y que paulatinamente usará el resto de la gama Mini. Los motores diesel de 1.600 cc tendrán potencias entre 90 y 112 CV, el motor es el mismo que usan los Serie 1 (118d/120d) denominados internamente como N47 y serán colocados en posición transversal y no longitudinal como en los BMW (puesto que el problema que tienen los Mini es el espacio para el motor).

mini_countryman

La caja de cambios podrá ser manual de seis relaciones y opcionalmente contar con una nueva caja de cambios automática (de seis relaciones también) que llegará a finales de año al mercado. Ambas versiones (incluso la automática) contarán con el sistema Start&Stop. En cuanto a consumos, según la ficha técnica hablamos de 5,9 l/100 km para el motor gasolina de 98 CV y el diesel de 90 CV tiene un consumo medio de 4,3 l/100 km cifras que están muy bien.

Y tampoco nos podemos olvidar de la tracción ALL4, otra de las novedades del Countryman. Los Countryman Cooper D y Cooper S contarán opcionalmente con la tracción ALL4 que distribuye automáticamente el par si detecta que una rueda pierde agarre, con un sistema similar al que usan el resto de SUV del mercado. La tracción, más que el uso off-road, nos aporta un plus de seguridad y estabilidad a la hora de ponernos al volante del Countryman.

Sensaciones al Volante

mini_all4

En el momento que nos pusimos al volante del Countryman lo que mas me gusto fue el espacio interior, y la sensación de espacio general. Los responsables de prensa nos tenían preparado un recorrido donde podríamos probar el buen chasis del que hacen gala todos los Mini, puesto que el trayecto transcurrió entre carreteras con curvas de montaña y zonas incluso con asfalto algo irregular y continuos cambios de apoyo.

El aplomo del Mini se mantuvo perfecto en todo momento, respondiendo de forma contundente a las órdenes de la dirección. La pega la encontramos en la suspensión, que para tratarse de un modelo que opcionalmente puede contar con tracción total, era demasiado dura y con poco recorrido.

mini_countryman

El primer vehículo que probamos fue un Cooper gasolina de 122 CV sin tracción total, un motor que hay que llevarlo alegre de vueltas para que responda con fuerza, pero que se comportó bastante bien en un recorrido de más de 100 km con una conducción nada económica, pero mantuvo en consumo bastante ajustado.

Fuera del asfalto

Uno de los modelos más recomendables por prestaciones/consumo, es el Cooper D de 112 CV que probamos después, y además nuestra unidad contaba con la tracción total. Este motor conjuga muy bien una respuesta contundente y unos bajos consumos, además con el pudimos ver en una pequeña pista de pruebas off-road, como se comporta el Countryman.

mini_countryman

Lo primero que nos sorprendía a muchos de los periodistas presentes era ver un Mini por el medio de una pista de tierra o subiendo por un camino empedrado y con tierra seca. Una vez que nos habituamos a la escena, el Mini Countryman con tracción se ha comportado de manera similar a cualquier SUV, con unas buenas habilidades off-road que pueden ser de gran ayuda por pistas o caminos complicados. Eso si tenemos que recordar que no cuenta con reductora, ni ayudas electrónicas a la conducción off-road, pero se defiende.

Además muchos de los que opten por un Mini Countryman lo harán más por tamaño y versatilidad que por la tracción, y seguro que incluso los que la equipen de serie no meterán el Countryman por zonas demasiado complicadas. En general es un vehículo más versatil que sigue con la esencia Mini y habrá que esperar a ver que acojida tiene en el mercado el modelo más aventurero de Mini.

Fotos | Diego G. Moreira y Departamento de comunicación Mini


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *