23 febrero 2017 Eventos, Pruebas, Todoterrenos / SUV

Audi-Q5-2017-15

La segunda generación del Q5 de Audi acaba de llegar a nuestro país. Nos hemos desplazado hasta Madrid para conocer en una primera aproximación los detalles de este exitoso SUV.

Con un diseño exterior continuista y un interior en línea con las últimas creaciones de la firma de los cuatro aros, el Q5 ha entendido a la perfección aquello de “cambiar para seguir siendo el mismo”.

La primera generación del Audi Q5 se lanzó al mercado en el año 2008, convirtiéndose en el segundo integrante de la familia Q tras el lanzamiento en 2006 del Q7. Construido sobre la plataforma modular MLB de Audi, el Q5 de primera generación compartía numerosos componentes con los A4 y A5 de la época.

Con la llegada del nuevo Q5 la historia se repite. La segunda generación del SUV medio de la marca de los cuatro aros recurre de nuevo a una plataforma modular MLB que también utilizan las actuales generaciones de A4 y A5. El nuevo Q5 que llega a Europa se fabrica en la recién estrenada factoría que la marca posee en México.

Diseño exterior, novedad con discreción

El aspecto externo de la segunda generación del Q5 puede parecer muy similar al de su antecesor a ojos de un profano y, en realidad, es evidente que ambas generaciones guardan una continuidad en sus líneas. Sin embargo, el Q5 se ha renovado completamente, estrenando todos los paneles de su carrocería.

Audi-Q5-2017-16

El nuevo Q5 es 3 centímetros más largo que el anterior, 1 centímetro más estrecho y 3 centímetros más alto El nuevo Q5 mide 4.66 metros de largo, 1.89 metros de ancho y 1.66 metros de alto, por lo que es 3 centímetros más largo que el anterior, 1 centímetro más estrecho y 3 centímetros más alto. Estas nuevas dimensiones no han redundado en un aumento de peso, sucediendo lo contrario. La segunda generación del Q5 puede ser hasta 90 kg más ligera que la primera.

El frontal es típicamente Audi. La gran parrilla delantera, combinada con unos grupos ópticos rectangulares con iluminación diurna LED le hacen plenamente reconocible como un SUV de la marca. El frontal queda rematado por unas molduras laterales que alojan los radares correspondientes a los sistemas de asistencia a la conducción.

La vista lateral es, junto con la trasera, donde más fácil es confundir las dos generaciones del Q5. La superficie acristalada es similar a la de su antecesor, con una línea de tensión en la parte superior que recorre todo el lateral marcando los trazos más característicos del modelo alemán.

Audi-Q5-2017-11

En la parte trasera encontramos unos pilotos con tecnología LED, de nuevo integrados en su totalidad en el portón del maletero, una característica común a los Q3 y Q7. Unas ópticas secundarias situadas en el paragolpes complementan las funciones de iluminación, rematando la estética con unas molduras inferiores que simulan la presencia de las salidas de escape.

Diseño interior, máxima calidad y espacio suficiente

El ambiente interior del nuevo Q5 recuerda de nuevo a las últimas creaciones de la familia Audi, con un salpicadero minimalista y bien estructurado en el que la parte frontal y la consola central, situada en una posición bastante alta, se fusionan armónicamente para dar sensación de continuidad.

Los materiales utilizados son de primera calidad, algo habitual en la marca, haciendo del Q5 el poseedor del mejor interior de su segmento en términos cualitativos. No faltan a la cita las últimas incorporaciones técnicas de la marca como el climatizador trizona con mandos táctiles, la instrumentación digital, el sistema Head-Up Display o el MMI con touchpad de gran tamaño.

Audi-Q5-2017-6

La calidad que desprende el habitáculo del Q5 es incontestable El ambiente a bordo es el de un vehículo muy relajante, con unos asientos muy confortables y una gran insonorización tanto a nivel mecánico como aerodinámico. La presencia de una iluminación ambiental con varios colores también ayuda a acrecentar la sensación de calidad y confort.

El espacio disponible para los ocupantes está en la media del segmento, con unas plazas delanteras muy amplias en cualquier cota y unas traseras que no lo son tanto, pero que destacan en anchura y que permiten acomodar en su interior de forma confortable a dos ocupantes, mientras que el tercero estará más incómodo sobre todo por la presencia de un voluminoso túnel central.

Los asientos traseros cuentan con regulación de la inclinación del respaldo, se pueden desplazar longitudinalmente y se pliegan -en proporción 40:20:40- mediante dos pulsadores situados en los laterales del maletero. El maletero cuenta con una capacidad varía entre los 550 y los 610 litros, dependiendo de la posición de los asientos.

Audi-Q5-2017-9

Técnica y dinámica, el buen hacer de Audi

El Q5 está disponible con cuatro opciones mecánicas diésel y una gasolina. De las diésel, tres utilizan el mismo bloque 2.0 TDI de cuatro cilindros, con tres niveles diferentes de potencia (150, 163 y 190 CV) y la cuarta se desmarca con una mecánica de seis cilindros en V y 3 litros de capacidad -3.0 TDI V6- y 286 CV de potencia.

En gasolina, la única alternativa a dia de hoy la encontramos en el 2.0 TFSI de cuatro cilindros, que con 252 CV es la segunda versión más potente tras el 3.0 TDI, sin contar, por supuesto, al poderoso SQ5 con su motor 3.0 TFSI de 354 CV. Las versiones de tetracilíndricas están asociadas a una transmisión automática S-Tronic de 7 velocidades a excepción de la menos potente -sólo manual- mientras que los motores V6 equipan una caja Tiptronic de 8 relaciones.

Otro de los grandes adelantos de la segunda generación del Q5 es la llegada de un nuevo sistema de tracción total denominado por la marca como quattro ultra. Este sistema se califica como de tracción integral “productiva”, ya que pese a que en condiciones normales es capaz de funcionar como un tracción delantera, es capaz de engranar el eje trasero antes de que sea necesario de forma efectiva.

Audi-Q5-2017-4

Con la tracción quattro ultra el Q5 asegura su motricidad sin lastrar el consumo Este sistema, que utiliza dos embragues (uno en la propia caja de cambios y otro en el diferencial trasero), es capaz de desengranar todos los componentes del eje posterior, con las consiguientes ventajas en cuanto a consumo, rumorosidad y dinámica de marcha.

Todos los Q5 montan de serie una suspensión dinámica tradicional, estando disponibles una suspensión deportiva, una con amortiguadores variables y, por último,la neumática, con diferentes alturas de funcionamiento -cinco-, capaz de aumentar la distancia al suelo hasta los 220 milímetros.

Hemos escogido la que previsiblemente será la versión más vendida en España, equipada con el motor 2.0 TDI de 190 CV, cambio automático S-Tronic y tracción total Quattro Ultra. En marcha, este motor permite mantener cruceros altos sin esfuerzo, aunque en conducción dinámica se echa en falta un poco de punch.

Una vez al volante, el Q5 ofrece una dinámica de conducción muy competente, combinada con un confort de marcha excelente, combinación de aislamiento, insonorización y buen filtrado de la suspensión. La progresividad de este motor se suple con unos consumos muy bajos, que en carretera rondan los 6 litros, y que en conducción deportiva rondan los 8 litros.

Audi-Q5-2017-3

Hemos tenido la oportunidad de probar las capacidades del Q5 fuera del asfalto, en dos recorridos diseñados por la marca, donde el SUV alemán se ha defendido sin ningún tipo de problemas frente a caminos rotos, tierra suelta y terrenos embarrados.

Gama y versiones, ya a la venta desde poco más de 40.000€

Cuatro serán las líneas de equipamiento del Q5, una “básica”, que ya incorpora elementos como los faros bixenón, los pilotos traseros LED, portón trasero eléctrico y sistema anticolisión PreSense City. Por 2.800€ más se accede al acabado Advanced, que añade, entre otros, navegador, llantas de 18″, control de crucero o airbags laterales traseros.

Por encima, con un sobreprecio de 2.500€ respecto al acabado Advanced, encontramos la línea Design, que incluye una personalización exterior, faros LED, climatizador de tres zonas y sistema APS Plus de ayuda al aparcamiento.

Audi-Q5-2017-5

De forma similar, para aquellos que valoran la deportividad, encontramos la línea S-Line con un sobreprecio de 3.000€, que incluye también los faros LED y el sistema APS Plus, añadiendo también asientos deportivos y llantas de aleación de 19″, así como decoración exterior de corte deportivo.

Fotografía | Daniel Valdivielso


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *