27 marzo 2011 Curiosidades, Vídeos

ffcrash_!
Y no se trata de ningún loco ricachón que en su hastío encuentra regocijo destruyendo lujosos automóviles, sino de un periodista de la revista Car Magazine. Su nombre es Jethro Bovingdon, y las bromas que se harán a partir de ahora sobre su “gesta” tienen para largo.

El desafortunado probador se encontraba realmente feliz conduciendo el FF. Para empaparnos de su excitación se dispuso a acelerar la máquina y a tomar las curvas como en un Ferrari ha de hacerse. Duró poco…

En el primer giro a derechas, una fracción de segundo después de hundir el acelerador ¡PUM! choca contra un bordillo. Suena y se siente como algo importante. El señor Bovingdon se da cuenta de la gravedad del asunto, y no para de proferir lamentos y maldiciones. Da un poco de pena verle tan afligido y para su mayor vergüenza Car Magazine lo publica en Youtube.

El resultado fue la ruptura parcial de la llanta trasera derecha. No se sabe si algo de la carrocería o de las suspensiones se vio también afectado por el incidente. De cualquier modo, según Bovingdon, fue destacable la calma con la que los ingenieros de Ferrari se tomaron el suceso.

Fuente | Car Magazine


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 marzo 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *