11 febrero 2012 Tuning, Urbanos

Personalmente creo que hay un montón de razones por las que no comprar un Aston Martin Cygent, quizás la principal sea que el único motivo por le que Aston Martin lo fabrica es precisamente el hecho de conseguir escapar de las duras sanciones que la Unión Europea le impondría a la compañía por el tema emisiones.

Pues bien, como sabes y se puede ver, el Aston Martin Cygnet es un Toyota iQ tres o cuatro veces más caro al que le han instalado una nueva parrilla y han tapizado el interior en cuero de alta calidad, nada más. Debido a esto, quizás sea una buena idea el gastar incluso más dinero en “tunearlo

Como no podía ser de otra manera el único que hasta ahora se ha atrevido a ofrecer una preparación ha sido Project Kahn, una preparación que destaca precisamente por unas nuevas llanas de aleación en 17 pulgadas para el eje delantero y 18 para el trasero disponibles en varios colores, pinzas de freno en colores personalizados y un escape fabricado en exclusiva

En segundo lugar quedan por ejemplo las mejoras realizadas sobre la suspensión hidráulica del vehículo que ahora muestra una postura mucho más rebajada. Lamentablemente y como es tradicional en Project Kahn no se han mostrado fotos del interior del habitáculo aunque según el CEO de la compañía se puede conseguir un interior completamente a medida.

Vía | carscoop


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *