27 septiembre 2010 Fotos, Pruebas, Todoterrenos / SUV

subaru_frontera

Seguimos rodando con nuestro Subaru Outback de GLP y en nuestro segundo día de ruta hacía la capital francesa, en la ruta de hoy hemos rodado cerca de 400 km por carreteras nacionales y secundarias, viendo como se comporta el Outback en las divertidas carreteras que transcurren desde España a Francia por la antigua frontera.

Puesto que de Girona hemos partido a las 10 de la mañana en dirección Portbou último pueblo de España antes de pasar a territorio galo. Después del salto tenéis el resto de la etapa de hoy y nuestras impresiones de conducción del Outback de GLP.

Día 2: Girona > Montpellier

Salimos a las 10 de la mañana de Girona, nuestra intención era pasar a Francia por la frontera de la nacional que se encuentra en Portbou, uno de los enclaves más bonitos para pasar a Francia. Portbou es un pueblo muy importante en nuestra historia, sobretodo su estación de tren por la que salieron cerca de 100.000 exiliados en febrero del 1939 hacia Francia.

Las carreteras que llevan desde Portbou hasta Cerbère y Colliure son perfectas para los que nos gusta conducir, puesto que tenemos curvas de montaña mientras bajamos y podemos ver al fondo uno de los paisajes marítimos más bellos de la zona. Colliure es un pueblo costero que cuenta con una fortaleza y unas casco antiguo muy pintoresco, donde incluso pudimos ver en sus playas al ejército francés de maniobras (curiosidades que uno se encuentra).

carcassonne

Después de comer en Colliure partimos para Carcassonne, donde cabe destacar su fortaleza medieval que es un reclamo turístico de la zona. Además el navegador del Subaru evitando peajes, nos llevo por un buen nutrido grupo de pueblos por los que pasaban las carreteras generales y pudimos disfrutar de la conducción en zonas rurales con un buen abanico de carreteras en todo tipo de estados, desde mal asfaltadas hasta nacionales de tres carriles, todo esto entre viñedos.

Impresiones de conducción

En la ruta de hoy pudimos ver como se comporta el Outback en zonas de curvas, puesto que la carretera de Portbou a Cerbère era perfecta para esa función, y nos ha sorprendido la respuesta de un coche con carrocería familiar que tenga tan buen aplomo, a excepción de cierta tendencia a irse del eje trasero, siempre que sobrepasamos los límites del vehículo y encargándose el ESP de corregir. Por lo cuenta con una buena estabilidad, además el GLP nos ha durado cerca de 600 km con un sólo depósito.

Además hemos conducido de noche, camino a Montpellier (llegamos sobre las 10 de la noche) y hemos echado de menos unas luces direccionables o incluso que fueran bi-xenon, puesto que el coche cuenta con xenon pero no bi-xenon ni son direccionables los faros. Eso si, la suspensión y la buena altura del suelo hace que en zonas bacheadas mantenga el confort y pueda transitar sin problemas.

Mañana seguiremos nuestra ruta desde Montpellier hasta Clermont-Ferrand y de nuevo a la noche tendreis toda la información sobre la ruta.

portbou


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *