2 mayo 2017 Pruebas, Urbanos

hyundai-i10-1116

En la sección de pruebas vamos a analizar un coche muy curioso porque reconozco que me ha ido conquistando día a día, quizás tenga en mente otros Hyundai que me pueden parecer más interesantes para probar que un Hyundai i10, pero tras una semana con él reconozco que el nivel de practicidad de este urbano es muy elevado. La unidad que hemos probado es el Hyundai i10 más completo en equipamiento, con el motor gasolina 1.2 MPi de 87 CV y acabado Tecno (con pack Tecno Plus), aunque el i10 arranca en los 8.540 euros.

Diseño: renovado exterior e interior exprimido al máximo

hyundai-i10-1147

Pese a ser un segmento A, es decir, urbano puro, el diseño de estos modelos ha ido avanzando siendo cada vez más llamativo y sobretodo juvenil. El i10 ha sufrido una actualización que le sienta muy bien sobretodo al frontal, los nuevos faros LED diurnos y el rediseño de la defensa delantera le aporta un toque deportivo que se combina con los nuevos faros (eso sí, con una iluminación mejorable).

Tanto la zaga como la línea lateral apenas han sufrido cambios, destacando el nuevo diseño de las llantas de aleación o el renovado paragolpes trasero. Su pequeño tamaño (3,66 m) no condiciona un interior espacioso comparado con otros modelos del mismo segmento. De echo, lo primero que sorprende en su interior es el espacio y la practicidad, puesto que en las plazas delanteras hay espacio más que suficiente tanto para pies como para la cabeza y destaca especialmente la anchura (pese a sus reducidas medidas). La combinación bitono del interior le aporta un toque llamativo, al mismo tiempo que los materiales usados tiene unos ajustes más que correctos, abundan los plásticos duros pero son todos ellos agradables al tacto y con una calidad correcta.

hyundai-i10-112

La postura de conducción está ligeramente elevada, con buena visibilidad, se puede ajustar el volante tanto en profundidad como en altura, pero la posición de la banqueta del asiento -ligeramente inclinada- le resta confort. Como es un vehículo urbano no dispone de reposabrazos (algo habitual en el segmento) y en términos generales, al volante, es un coche cómodo.

En las plazas traseras pueden viajar dos adultos de forma correcta con espacio para pies y altura para la cabeza suficiente. Además el tren central no es demasiado alto lo que nos permite mayor espacio para los pies, sobretodo si una persona viaja en la plaza central trasera. En las puertas dispone de huecos para dejar una botella de agua de medio litro o algún que otro objeto.

hyundai-i10-149

El maletero tiene una capacidad de 252 litros, teniendo en cuenta el tamaño del coche es una buena cifra (un Mini 3p tiene un maletero de 211 litros), eso sí, la boca de carga está ligeramente elevada. En el apartado de huecos dispone de una guantera principal de tamaño considerable y huecos en el tren central donde poder guardar varios objetos, además de los dos posavasos y de las guanteras en las puertas donde entra una botella de medio litro e incluso una libreta pequeña. Se nota que han sabido sacarle partido a cada hueco y rincón de su interior, hay berlinas medias que tiene menos huecos o menos prácticos.

Motor y prestaciones

hyundai-i10-166

Hyundai en el i10 apuesta por dos propulsores: el 1.0 de tres cilindros con 66 CV y el 1.2 de cuatro cilindros con 87 CV. Este fiable motor 1.2 MPI de 87 CV es más que suficiente para mover con agilidad y soltura al i10, siendo suave y progresivo a la hora de ganar aceleración, eso sí, hay que usar mucho la caja de cambios -de cinco relaciones- para sacarle todo el provecho al motor, pero sin duda tiene un mayor agrado de uso que un motor con tres cilindros.

Por debajo de las 2.000 r.p.m. no hay fuerza y si tenemos que afrontar un adelantamiento o una incorporación no vamos a notar sus 87 CV hasta que la aguja se acerque a las 4.000 vueltas, aunque una vez acostumbrados a jugar con la palanca de cambios, el motor es capaz de mover con alegría y soltura al Hyundai i10, más de la que nos imaginamos antes de iniciar esta prueba.

La caja de cambios de sólo cinco relaciones está bien escalona y la sexta no es necesaria ni en autovía, porque a 120 km/h el motor gira entorno a 3.000 r.p.m., una buena cifra para enfrentarse a la circulación por autovía, manteniendo una respuesta correcta y un consumo muy aceptable.

Comportamiento

hyundai-i10-1161

Agilidad, es la característica que mejor define el comportamiento del Hyundai i10 con este propulsor gasolina de 87 CV, al principio puede parecernos perezoso, sobretodo si estamos acostumbrados a los típicos motores turbo, pero a medida que pasan los días y los kilómetros con el i10 nos damos cuenta que es un coche muy ágil, sólo necesitamos jugar con la caja de cambios para sacarle partido a cada uno de esos caballos.

El ambiente ideal para moverse es la ciudad, con sus reducidas medidas y el motor de 87 CV, además de ágil es también un coche práctico a la hora de maniobrar o aparcar, gracias también al tacto de su dirección. Su motor nos ofrece un plus de fiabilidad en este tipo de entornos (no lleva turbo, ni los temidos filtros de los diesel y tampoco está ajustado al máximo a la hora de ofrecer los 87 CV). En carretera se mueve con relativa soltura, consumos bajos y manteniendo una estabilidad correcta, sólo vamos a notar que nos faltan caballos a la hora de realizar un adelantamiento (en ese momento hay que subirlo de vueltas para obtener los 120 Nm de par máximo). Incluso a la hora de afrontar una carretera con curvas, sorprende por su agilidad y aplomo, siempre con reacciones predecibles y un paso por curva muy decente para ser un modelo del segmento A.

hyundai-i10-1177

En autovía, tras un recorrido de más de 400 km, hemos podido comprobar que se mueve con más soltura y comodidad de la esperada, incluso el nivel de aislamiento acústico a 120 km/h es más que correcto. Es cierto que para incorporarnos o incluso afrontar alguna que otra subida prolongada necesitamos bajar una marcha (o dos según el nivel de la subida y cuantos pasajeros lleve el coche) pero poder salir a autopista siendo un urbano puro sin perder la dignidad, es un punto a su favor.

Consumo

hyundai-i10-1202

Lo bueno de los motores pequeños es el consumo, incluso aunque sean gasolina, es más el i10 es tan ahorrador como si equipara un motor diesel. En carretera hemos conseguido rodar en el entorno de los 4,8 litros a los 100 km, siendo totalmente despreocupados de la conducción, la cifra sube hasta los 5,5 litros a los 100 km. En ciudad, durante nuestra prueba habitual ronda los 6,2 litros a los 100 km y por último, el autovía, el consumo medio tras 400 km fue de 5,8 litros a los 100 km.

Equipamiento

El repaso al equipamiento siempre lo iniciamos desde el punto de vista de la seguridad, el Hyundai i10 ha conseguido cuatro -de cinco- estrellas en las pruebas de choque EuroNCAP con una puntuación en protección de adultos del 79% y de niños del 80%. Este es un buen resultado, es verdad que no dispone de todo tipo de ayudas a la conducción que seguro le ayudarían a ganar una estrella más, pero viendo el reporte del crash-test se observa que es un vehículo seguro, pese a su tamaño.

hyundai-i10-14

Desde el acabado base –Klass– ya dispone de airbags frontales, laterales y de cortina, control de estabilidad, sistema de sonido con toma USB y dos altavoces, elevalunas eléctricos delanteros, aire acondicionado, entre otros elementos. El acabado con mejor relación precio-equipamiento es el Tecno (el de nuestra unidad) que sumas las luces LED diurnas, faros antiniebla LED, volante y palanca de cambios en cuero, cuatro elevalunas eléctricos, Bluetooth, entre otros elementos. Además si le sumas el Pack Tecno Plus se añaden las llantas de aleación de 14 pulgadas, navegador táctil con cuatro altavoces y climatizador automático. El acabado más completo, Style, suma el freno automático en caso de colisión, aviso de cambio involuntario de carril, arranque por botón, techo solar, sensores de aparcamiento traseros, entre otros elementos.

Destaca en el equipamiento el navegador, que si bien no es transcendental, sí que es un detalle curioso que muchos urbanos no tienen ni como opción, además de tener un funcionamiento táctil correcto. Al igual que el sistema de sonido, con cuatro altavoces en el caso de equipar navegador, pero cuatro altavoces de verdad, con una excelente calidad para lo que uno espera, puesto que hay compactos alemanes con 8 altavoces de serie que distorsionan a menos volumen que este Hyundai i10.

En la parte de tecnología, además de disponer de Bluetooth con mandos en el volante, también se puede usar el teléfono desde la pantalla del navegador gracias al Apple CarPlay y Android Auto. Eso sí se echa en falta una cámara de visión trasera o sensores, que sólo están disponibles en el acabado más completo de la gama.

Precios y opinión personal del Hyundai i10

hyundai-i10-1150

El Hyundai i10 arranca en los 8.540 euros con motor de 66 CV, acabado Klass, descuento promocional incluido. Nuestra unidad probada, es decir, i10 1.2 MPI 87 CV Tecno tiene un precio de 9.865 euros a los que si le sumamos el Pack Tecno Plus se queda en los 10.615 euros.

El Hyundai i10 no es un modelo que emocione, de echo, yo mismo tenía una imagen prejuzgada del coche, imagen que ha ido cambiando a lo largo de la prueba hasta llegar a considerarlo una excelente y racional opción. Personalmente creo que es un coche humilde en pretensiones pero al que cuesta buscarle puntos débiles, con una relación precio-equipamiento realmente buena (por 10.615 euros está completamente equipado), es un vehículo con una praticidad sobresaliente que se mueve realmente bien en todo tipo de entornos, con una calidad más que razonable en su interior y con todo tipo de equipamiento tecnológico presente a bordo.

hyundai-i10-1195

Su hábitat ideal es la ciudad y la periferia de las urbes, siendo ágil e incluso divertido en el tráfico diario. Ahora bien, si algún día es necesario circular por autovía o carretera, el i10 responde y nos permite salir airosos de cualquier situación, incluso el motor, con sus 87 CV bien usados no le teme a ningún tipo de terreno. Para quien busque un coche urbano, con el que poder hacer alguna escapada el fin de semana, práctico y espacioso, con un consumo contenido, motor más que testado en fiabilidad y garantía de 5 años sin límite de kilometraje, sin dudas el Hyundai i10 es una interesante alternativa a considerar.

Fotos | Diego G. Moreira


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *