9 noviembre 2015 Compactos, Pruebas

CIMG0710

Más de 10 días al volante del Mazda 3 sportsedan, cinco países recorridos (España, Francia, Luxemburgo, Alemania y Suiza), todo tipo de carreteras (autovías, nacionales, callejuelas, caminos de tierra…) y en total 6388 km con un gasto de 380 euros en carburante. Este es nuestro resumen de la ruta del Mazda3 que hemos probado intensamente por Europa y del cual nos llevamos un grato recuerdo.

Lo más destacable es su prestacional motor diesel 2.2 Skyactiv-D con 150 CV de potencia, un propulsor que tiene una excelente respuesta con buen empuje en cualquier situación pero con el consumo bastante ajustado. Prueba de ello es la media de gasto de combustible en la ruta, en total 5,90 €/100km con una media en litros de 5,4 litros a los 100 km. La agilidad y la puesta a punto del chasis tampoco se queda atrás, es un coche muy dinámico y que no le tiene miedo a ningún tipo de carretera o trazado.

CIMG0702

El equipamiento es otro de los puntos fuertes, ya sea por el equipamiento de seguridad (tanto de serie como opcional) donde podemos encontrar elementos como el freno automático en ciudad, el heap up display, o el control de crucero adaptativo; o por el resto del equipamiento de nuestra unidad -Luxury- con los faros bixenon, el sistema de sonido Bose (con una calidad sublime) o el sistema multimedia y de navegación.

En cuanto a la gama de precios, el Mazda 3 está disponible desde los 17.750 euros con el motor gasolina de 100 CV el modelo de cinco puertas. El Mazda3 sportsedan sólo está disponible en dos acabados: Style y Luxury (ambos muy completos). La gama diesel en el Mazda3 sportsedan arranca en los 24.600 euros mientras que con el acabado Luxury el precio final es de 27.100 euros (diesel, 150 CV y manual).

Como equipamiento opcional en nuestra unidad sólo quedaba el Pack Safety (2.000 euros) que engloba el asistente de cambio involuntario de carril, luces largas automáticas, sistema de iluminación frontal adaptativa, control de crucero adaptativo, frenada de emergencia pre-impacto. Y el otro opcional es el navegador (400 euros).

Opinión Personal sobre el Mazda3 Sportsedan

CIMG0669

Hay muchos compactos en el mercado pero el Mazda3 no es uno más, la vocación deportiva está clara, desde el momento que te sientas al volante y conduces los primeros kilómetros notas ese enfoque para que todo fluya, para que sea dinámico. Esa sensación la tenemos en el tacto de la caja de cambios (uno de los mejores del segmento) o en la agilidad a la hora de trazar curvas o en el empuje de su potente motor 2.2 (para reducir consumo no hace falta reducir al mínimo la cilindrada y como muestra este prestacional propulsor de 2,2L).

Esta carrocería es ideal para quien busque un Mazda6 a escala, puesto que no tendrá problemas de espacio ni de capacidad de carga. Las plazas delanteras son cómodas (destacando la sujeción lateral) y en las traseras dos adultos viajan de manera cómoda. La guinda al modelo la pone el equipamiento, completo y con elementos que normalmente no suelen estar disponibles en el segmento de los compactos, y es precisamente el disponer de este equipamiento lo que le aporta, junto con unos buenos acabados y ajustes, el toque premium a este Mazda3.

En definitiva, vocación deportiva y ahorrador, cargado de equipamiento y un precio de partida muy intersante.

CIMG0712


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *