3 abril 2009 Compactos, Fotos, Pruebas

Mini_Clubman_Cooper_D

Seguimos con las pruebas y seguimos con pruebas de coches algo exclusivos, en este caso, el Mini Clubman Cooper D. El Clubman es un modelo con un diseño muy particular, que llama bastante la atención y que contribuye a esa imágen de exclusividad y originalidad de la marca Mini. Además hemos elegido la variante más racional para este Mini Clubman con motor diesel.

El concesionario CELTAMOTOR (Concesionario Mini de Vigo) nos facilitó la prueba de este Mini Clubman Cooper D de 110cv. El modelo que probamos (dotado con algunos extras) tenía un precio de 27.000 euros. Pero el Mini Clubman se encuentra disponible desde los 22.700 euros.

Motor y prestaciones

Mini_Clubman_Cooper_D_Motor

Nuesto Mini Clubman, como decía anteriormente, equipaba el motor diesel 1.6 de 110 cv (a 4.000 rpm) que es fruto de un acuerdo con el Grupo PSA y es muy similar al de otros modelos del grupo y viejo conocido. El motor es un cuatro cilíndros, asociado a un cambio manual de seis velocidades, y cuenta con un par motor de 240 Nm entre las 1750 y las 2000 rpm.

Lo más destacable del motor es el empuje líneal y firme entre las 1750 y las 2000 rpm. En todo momento, incluso al pedirle más potencia, el empuje del motor es suave sin saltos de potencia. Además de tener respuesta desde un régimen bastante bajo y con un cambio de marchas bastante elástico con el que poder superar cualquier carretera o autovía.

Si por la contra intentamos pedirle algo más de deportividad al Clubman Cooper D, el coche y motor responden sin problema y jugando algo más con el cambio se obtienen unos buenos resultados de aceleración y comportamiento sobretodo en curvas, donde el ESP y una direccilón bastante directa aseguran que el Mini Clubman va a responder y coger el trazado que le digamos.

Mini_Clubman_Cooper_D

El consumo del motor diesel es bastante contenido, sobretodo en carretera o autopista, donde mantiene una media de 4,6 l/100 km. Quizás en ciudad el consumo se eleva algo más hasta casi rondar los 7,5 l/100km. El consumo en ciudad cuenta con un aliado en el Mini, el Sistema Stop&Start que apaga el motor en las paradas prolongadas (como los semáforos) al soltar el pie del embrague, y al volverlo a pisar se vuelve a encencer sin entorpecer la marcha, es sí, requiere acostumbrarse al sistema al principio.

El punto negativo del motor y del confort de marcha lo pone el sonido del motor. Gran parte de la culpa es del propio motor, pero podía haber aislado algo más el motor porque a baja velocidad suena demasiado a diesel. Los frenos también se sitúan dentro de lo normal, y junto con el ABS cumplen correctamente sin grandes alardes.

En la siguiente parte de la prueba trataremos la habitabilidad, acabados y espacio interior.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Prueba: Mini Clubman Cooper D (Parte II) 6 abril 2009
  2. Prueba: Mini Clubman Cooper D (Parte III) 7 abril 2009
  3. Mini One D, regresa el One más ahorrador 6 julio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *