2 agosto 2017 Normativa

emisiones-diesel (6)

El nuevo test de medición del consumo de combustible y emisiones de CO2 establecido para todos los modelos homologados en Europa comenzará a aplicarse a partir del próximo 1 de septiembre y, un año después, en septiembre de 2018, será obligatorio para todos los coches a la venta en los distintos mercados europeos.

WLTP es el acrónimo de Worldwide harmonized Light vehicles Test Procedure (Procedimiento de prueba de vehículos ligeros armonizado a nivel mundial). Estos test introducen nuevas medidas del consumo de combustible y emisiones CO2 mucho más realistas que las actuales pruebas de laboratorio NEDC (Nuevo Ciclo Europeo de Conducción) que fijan las cifras de emisiones y consumos de los coches a la venta en el mercado del viejo continente.

emisiones-diesel (5)

La entrada en vigor de los test WLTP va a proporcionar una base más precisa para el cálculo de los consumos y emisiones de un coche y, dado que los resultados que este nuevo test va a ofrecer son mucho mas representativos y cercanos a la realidad que los de las pruebas efectuadas hasta la fecha, las cifras de emisiones de todos los modelos a la venta van a sufrir importantes variaciones al alza respecto de las cifras obtenidas en los test NEDC. Esto significa que muchos modelos podrían ver variada la fiscalidad que soportan.

Actualmente, 19 estados miembros de la Unión Europea (España entre ellos) gravan con impuestos a los vehículos en función de los valores de CO2 que se obtienen en las pruebas de homologación. El incremento de las cifras de emisiones que el nuevo test WLTP va a provocar respecto de las ya aportadas en los test NEDC puede tener por tanto un importante impacto negativo en la fiscalidad que cada vehículo tiene que soportar.

paris-londres-emisiones-reales-2

Un ejemplo: Un coche con valores de emisión de CO2 de 130 g/km según los test NEDC, podría llegar a tener unos valores de emisión de 160 g de CO2 al kilómetro con la nueva prueba WLTP. Los coches serán prácticamente idénticos y lo único que habrá variado será la prueba realizada. Si los gobiernos no modifican consecuentemente el actual régimen impositivo que grava las emisiones de CO2, la carga fiscal se incrementaría.

Los fabricantes de automóviles ya han advertido de este asunto a las autoridades. En España, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (ANFAC) ha sido de las primeras en manifestar su preocupación al respecto: “Debemos asegurarnos de que los impuestos basados en las emisiones de CO2 no varían, teniendo en cuenta que un mismo coche, de un día para otro, tendrá mayores valores de CO2 si se mide con la prueba WLTP que con la NEDC”, afirma Mario Armero, vicepresidente de ANFAC. Según Armero de no contemplarse una variación del actual régimen impositivo que soporta el automóvil “la llegada del nuevo método de medición podría incrementar la carga impositiva que soportan los consumidores”. Estas variaciones pueden suponer incrementos de alrededor del 5 por ciento en el precio de algunos vehículos.

etiquetado-emisiones-dgt-2016

¿Qué beneficios tiene este nuevo ciclo WLTP para el consumidor final?

El nuevo procedimiento de ensayo WLTP introduce condiciones mucho más realistas porque se realizan bajo condiciones mucho más estrictas en cuanto a la configuración y medición del automóvil. Así, las pruebas se realizan contemplando un estilo de conducción más cercano a la realidad en cada tipo de vía, valorando un mayor rango de situaciones de conducción del vehículo (urbanas, suburbanas, por carretera, autopista, promedio,…) durante distancias superiores a las actuales y bajo condiciones dinámicas mayores y más exigentes (aceleraciones y deceleraciones más fuertes y representativas de la conducción real).

emisiones-diesel (1)

Esto significa que las pruebas se realizarán en circulación real a mayor velocidad media y máxima que las que actualmente se realizan, exigiendo a las mecánicas una mayor entrega y de potencia tanto a medio como a máximo régimen de funcionamiento, estableciendo paradas más cortas entre las distintas tomas de datos a efectuar y en condiciones ambientales más realistas y cercanas a la media europea de temperaturas.

Con todo ello, los consumidores saldremos ganando, pues las pruebas se van a realizar para cada vehículo individual según su fabricación, es decir, se contemplarán los valores de consumo y de emisiones de CO2 se darán en función de cada versión, contemplando sus equipamientos de serie y opcionales, y no sólo la mecánica que hay bajo el capó. Esto va a provocar unas condiciones más estrictas en la configuración de las terminaciones y acabados de las distintas gamas y permitirá que además de los valores medios en la información a los consumidores se muestren los valores máximos y mínimos en función de las opciones disponibles de cada modelo, aumentando así la posibilidad de comparar el modelo elegido con otros disponibles en el mercado.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *