8 octubre 2010 Curiosidades, Superdeportivos

lambo-hierva1.jpg

Recientemente me he topado con esta noticia que fue publicada por los chicos de Bild.de y que verdaderamente me ha dejado con el alma sobrecogida ya que ver un Lamborghini Murciélago de esta guisa no es plato de buen gusto ni para mi ni seguramente mucho menos para su propietario ya que el accidente tiene “miga”

Al parecer, según he podido entender, el propietario de este modelo no tuvo nada que ver en el percance ya que su único “error” fue precisamente preocuparse por su bello Murciélago y llevarlo al taller a pasar una revisión rutinaria que acabó tal y como puedes ver gracias a espléndido pilotaje de un mecánico que, antes de entregar el coche, se dispuso a probarlo para comprobar que todo estuviese bien.

lambo-tras.jpg

Ahora bien ¿qué pensarías si llevas tu Lambo al taller oficial y te lo devuelven un poquito siniestro total? La verdad, mejor ni preguntárselo ya que precisamente esto es lo que ocurrió en el concesionario Nobel-Autohauses Schuttenbach en situado en Anzing, Alemania donde, un mecánico de 32 años se dispuso a probar el coche, previo consentimiento de su propietario, en carretera abierta, prueba que, como puedes ver acabó con un monstruo de 590 caballos pastando hierba.

Sobre el final de la historia, como es lógico, el Lambo estaba asegurado a todo riesgo y su propietario que curiosamente era el gerente del propio concesionario donde no tubo más que preocuparse de los leves daños sufridos tanto por el piloto como por el copiloto ya que el seguro fue el encargado de abonar los 400.000 euros que costó arreglar semejante estropicio.

Ahora bien ¿qué harías si te ocurriese algo igual? No me refiero a que tengas un Lamborghini y te pase lo que a este alemán sino que lleves tu coche particular al taller y te encuentres con un suceso de estas características.

Vía | bild.de
Vía | DM


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 8 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *