22 agosto 2013 Gama / versiones, Híbridos, Todoterrenos / SUV

Range hybrid 1

La marca inglesa de todo terrenos no para de presentar novedades. Si hace unos días desvelaba la actualización del Range Rover Evoque, ahora son los mayores los que suman enteros.

Hablamos de los Range Rover y Range Rover Sport, que añaden, por primera vez en la historia de la marca, una versión híbrida. Enfocada a la economía de uso y la suavidad, estas versiones darán mucho que hablar.

Estos modelos se convierten por derecho propio en auténticos pioneros, estrenando multitud de tecnologías nunca antes vistas en un vehículo similar. Para empezar, y como hemos comentado antes, se trata de los primeros vehículos de la marca en usa la tecnología híbrida. Además, son los únicos TT del mercado que combinan un propulsor diésel con otro eléctrico, diferenciándose de sus rivales que prefieren usar un motor de gasolina a la hora de desarrollar un híbrido, como es el caso del Porsche Cayenne S Hybrid, el VW Touareg Hybrid o el Lexus RX 450h.

Si bien esta tecnología híbrida se comercializará en dos carrocerías diferentes, la base técnica es exactamente igual, por lo que en ambos casos nos encontramos con un propulsor TDV6 de 3 litros de cilindrada, que se combina con un propulsor eléctrico de 47 CV y 170 NM, acoplados mediante una caja de cambios automática de ZF con 8 relaciones. La potencia combinada de este grupo propulsor es de 340 CV, ofreciendo además un par máximo de 700 NM.
Las prestaciones son muy buenas teniendo en cuenta el tipo de vehículo del que hablamos, de forma que el Range Rover acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos, mientras que el RR Sport lo hace en 6,7 segundos. Las velocidades máximas se cifran en 218 y 225 km/h respectivamente.

Range hybrid 4

Las baterías del sistema híbrido son de ion-litio, con las ventajas de eficiencia y ligereza que ello conlleva. El sistema híbrido completo, contando con el motor, las baterías y los sistemas de gestión, suman un peso total de 120 kg, una cifra muy baja.
Sin embargo, no todo son ventajas puesto que estos Range Rover híbridos no son enchufables, limitando su autonomía eléctrica a dos o tres kilómetros. Aun así, el consumo medio en ambos modelos se sitúa en 6,4 litros a los 100 km, mientras que las emisiones de CO2 se cifran en 169 gr/km.

Fuente | Land Rover


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *