12 enero 2008 Industria

Reciclar dióxido de carbono para conseguir combustible

Artículo muy interesante al que llego en erenovables, que habla sobre reciclar dióxido de carbono para obtener combustible en forma de metanol o gasolina.

Los urdidores de la idea son investigadores de los laboratorios nacionales de Sandia, Nuevo México, USA, que descubrieron una forma de utilizar la luz solar para reciclar el dióxido de carbono y producir combustible como metanol o gasolina.

El proyecto fue llamado Sunlight to Petrol (luz solar a petróleo), y básicamente lo que hace es revertir el proceso de combustión al recobrar los bloques de hidrocarburos. Luego pueden ser utilizados para sintetizar combustibles líquidos como metanol o gasolina. Según los investigadores, la tecnología ya funciona y puede ayudar a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que según algunos están produciendo el calentamiento global. Igualmente, dicen que podrá implementarse a gran escala de aquí a unos diez años.

La idea de reciclar el dióxido de carbono no es nueva, pero en el pasado era muy costosa. Con el nuevo planteamiento, se recortarían los gastos. Lo que no está muy claro es si sería suficiente para poder hacerlo atractivo de cara a su futura comercialización.

El sistema funciona del siguiente modo: un reactor solar llamado Counter-Rotating Ring Receiver Reactor Recuperator o CR5, divide el dióxido de carbono en monóxido de carbono y en oxígeno. El experimento funcionó en un laboratorio, pero todavía no han creado un prototipo. Esperan tener uno para abril.

El prototipo será del tamaño de un barril de cerveza o vino, que contendrá 14 anillos de ferrita de cobalto, cada uno de 30 cm de diámetro y que girarán a una revolución por minuto. Un caldero solar de 88 metros cuadrados dirigirá la luz solar hacia la barrica, los anillos se calentarán así hasta 1426 ºC. A esa temperatura la ferrita libera oxígeno. Cuando se enfrían a 1090ºC se exponen al dióxido de carbono.

Como a la ferrita de cobalto ahora le falta el oxígeno, se lo roba al dióxido de carbono, y así deja detrás al monóxido de carbono, que sirve para hacer hidrocarburos que a su vez sirven para hacer metanol o gasolina. Como la ferrita de cobalto vuelve a su estado original, el proceso vuelve a iniciarse, y se convierte en un ciclo.

El principal problema es implementar ese prototipo a gran escala. Los investigadores piensan que ocupará demasiado espacio y requerirá de mucha financiación. De ahí que crean que lo tendrían listo para dentro de 15 o 20 años.

No deja de resultar alentador que las investigaciones en el campo de la ecología sea fuente de noticias últimamente. Claro síntoma de se está avanzando hacia un mundo más verde

Vía | erenovable


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *