5 enero 2010 Berlinas, Compactos, Todoterrenos / SUV

focus-sound.jpg
Con la entrada del año Ford ha aprovechado para modificar y actualizar el equipamiento y las versiones de su modelo estrella, el Ford Focus. Además, incluye nueva versión, el Ford Focus Sound, un coche básico con un acabado superior y muy bien equipado a un precio asequible.

La gama Focus 2010 arranca con el Focus Trend, que puede equipar hasta ocho motorizaciones distintas, desde la 1.6 TDCi de 90 CV a la 2.0 Duratec de 145 CV, en cuatro tipos de carrocería, Coupé, Sedán, Berlina y Sportbreak. Hay que sumar las opciones con cambio automático, todas estas con el motor de gasolina 1.6 Duratec de 100 CV, excepto en la Sportbreak Trend, que también puede optar por el 2.0 TDCi de 136 CV. A partir del acabado Trend surgen diversos modelos: el Sound, del que hablaremos a continuación, el SportBreak X y el Latvala e Hirvonen para los amantes de la competición. en la gama alta se sitúan como siempre el Focus ST y el Focus RS con sus 305 cv de potencia.

El Sound en cuestión equipa el paquete Trend pero añade tres opciones: Kinetic 16” (llantas de aleación de 16”, consola central y asientos deportivos), o la Sport 17” o 18”, ambas con llantas de aleación de 17” o 18” a elección, pero siempre con suspensión deportiva, consola central, asientos deportivos y alerón largo color carrocería. Además dispone de otros extras como sensor de aparcamiento, cortinillas de privacidad o barras de aluminio en el techo. El acabado Titanium Sound, superior, incluye el pack de visibilidad (autoencendido de faros, sensor de lluvia y espejo autocrómico) y extras como control de velocidad, climatizador bizona, arranque por botón Ford Power y alguno más.

El Sportbreak nace con la vocación y estética off-road clásica en algunos modelos pequeños, como el Polo o el Golf. añade protecciones laterales y frontales para evitar daños por el uso, neumáticos especiales para barro y nieve y aumenta la altura libre en 20 mm, lo cual le brinda más solvencia en situaciones comprometidas. Pese a que realmente sea más la estética que otra cosa, mucha gente disfruta metiendo sus coches en pistas de tierra, y si éstas no están en demasiado mal estado, este tipo de vehículos off-road es una buena solución.

Fuente | Ford


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 enero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *