13 junio 2012 Industria

De tanto que hemos estado hablando de la situación del sector del automóvil en España, frecuentemente no reparamos en que en el resto de países europeos la situación es igualmente grave. En estos momentos las únicas ayudas otorgadas por los diferentes gobiernos son las inútiles ayudas al coche eléctrico; y a pesar de que los eléctricos pueden resultar ser un buen negocio para las marcas en un futuro cercano, aún son minoritarios y no significativos.

Nos vamos a Francia y la situación de los vecinos no es mucho mejor que la situación española. Y que el número 2 de Renault esté pidiendo al gobierno galo que nuevamente ponga en pié a los anteriores planes de chatarrización, no es una señal del todo buena. Carlos Tavares quiere que el gobierno ayude a las marcas francesas a vender más, subsidiando una vez más a todos los modelos que se venden en Francia.

En lo que llevamos del año Francia ha caído un 18% en ventas con respecto al pasado año, aún más que en España, por lo que la situación no está para medias tintas. Renault es la que domina el mercado francés y parte del europeo, por lo que es uno de los más interesados en el regreso del equivalente al Plan 2000E español.

Si el gobierno francés es tan ciego, sordo y mudo como el español, me temo que los vecinos van a seguir cayendo en ventas de coches. Muy poco consuelo para el desánimo que se vive en el sector de la industria española.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 13 junio 2012
  2. Noticias RENAULT 13 junio 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *