31 agosto 2017 Industria

renault-e-stor-1

Una vez que han cumplido con su ciclo de vida a bordo de los vehículos eléctricos de Renault, sus baterías pueden seguir funcionando al ser reutilizadas para crear en instalaciones de alimentación de baja potencia almacenes de energía a partir de a partir de los cuales poder ofrecer soluciones de carga rápida para vehículos eléctricos en lugares donde construir una conexión directa a la red resultaría especialmente costoso.

Mediante el sistema E-Stor, desarrollado conjuntamente por Renault con la empresa británica Connected Energy los usuarios de las autopistas belgas y alemanas ya se benefician de dos puntos de recarga rápida alimentados por baterías desechadas de los coches de la marca del rombo. Las baterías de los vehículos eléctricos tienen una duración media que oscila de ocho a diez años, pero su capacidad útil para usos estacionarios va mucho más allá y les proporciona una todavía larga vida antes de tener que ser recicladas.

renault-e-stor-2

Juntando un número determinado de baterías desechadas para su uso en un vehículo se pueden crear centros de almacenamiento de energía que alimentados por una instalación de baja potencia permite ofrecer todo tipo de servicios, desde la recarga rápida para vehículos eléctricos, a suministrar la energía para viviendas individuales, centros industriales y comerciales, residencias.

El sistema E-Stor que propone Renault puede ser controlado por una sofisticada plataforma de optimización de la energía para proporcionar una fuente de alimentación alternativa probada y fiable en horas punta de consumo, ya que puede almacenar la energía obtenida a través de paneles solares o micro instalaciones eólicas y después liberarla directamente a los sistemas a los que debe alimentar.

“El Grupo Renault apoya el desarrollo de las infraestructuras de carga para simplificar la vida diaria de los conductores de vehículos eléctricos. Para favorecer esta dinámica la integración de nuestras baterías en su segunda vida en los puntos de recarga rápidos permite a los operadores eléctricos contar con soluciones económicas. Además es un ejemplo perfecto de implementación de la economía circular” afirmó Nicholas Schottey, director del programa de baterías e infraestructuras de los vehículos eléctricos del Grupo Renault.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *