18 octubre 2016

abarth-124-spider_hm02

Abarth, preparador oficial de Fiat, está viviendo estos últimos años un periodo de “renacimiento” gracias a modelos como el 500 o el Punto, que han revitalizado la imagen de estos deportivos modelos.

Ahora le ha tocado el turno al 124 Spider, un pequeño roadster biplaza que gracias a Abarth se convierte en uno de los descapotables más apetecibles del momento.

El 124 Spider ha supuesto la reentrada en un segmento, el de los pequeños descapotables, que había abandonado muchos años atrás con la desaparición en 2005 del mítico Barchetta. Esta vez el 124 Spider utiliza además una legendaria denominación, recuperando el nombre que se utilizó en la época de los 70-80.

abarth-124-spider_hm04

Su brillante relación peso-potencia de 6.2 kg/CV es la mejor de su categoríaLa utilización de este nombre no es casual, ya que el nuevo 124 Spider quiere replicar el espíritu del modelo original con una estética arrebatadora, un interior acogedor y una dinámica de conducción lo más pura posible. El Abarth 124 Spider aporta la nota picante a este conjunto, ofreciendo aún más deportividad a los amantes de la conducción.

Fabricado en Japón pero rematado y completado en Turín, en la Officina Abarth en Mirafiori donde se le añaden los detalles específicos de esta versión, el 124 Spider es posiblemente una de las mayores y mejores expresiones de la pureza de conducción a día de hoy.

abarth-124-spider_hm05

Basta con acomodarse en su interior, construido en torno al conductor gracias a una instrumentación clara y precisa, unos asientos tapizados en piel y los revestimientos en alcántara, material utilizado normalmente en competición.

Y es que el Abarth 124 Spider está concebido desde el principio para sentirse como en casa en una carretera de curvas. Con un peso final de apenas 1.060 kg, este pequeño cabrio tiene una potencia de 170 CV y 250 Nm, que arrojan una brillante relación peso-potencia de 6.2 kg/CV, la mejor de su categoría.

abarth-124-spider_hm01

el Abarth 124 Spider utiliza una legendaria denominación recuperando el nombre que se utilizó en la época de los 70-80Esta potencia se extrae de un pequeño propulsor 1.4 Multiair de cuatro cilindros en línea, con inyección directa y sobrealimentado mediante un turbo. Asociado a una transmisión manual de 6 velocidades, el Abarth es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6.8 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 235 CV.

No solo de correr se trata, sino también de disfrutar cuando la carretera se retuerce. El Abarth 124 Spider ama las curvas gracias a una puesta a punto específica, creada por los especialistas del preparador italiano. La suspensión, con amortiguadores Bilstein, está compuesta por un elaborado paralelogramo deformable en ambos ejes, asegurando unas sensaciones de altura. A estas sensaciones contribuye también un perfecto reparto de peso, en proporción 50/50.

abarth-124-spider_hm03

El sonido, parte fundamental de la experiencia de conducción, corre a cargo de un elaborado sistema “Record Monza”, con un característico sonido Abarth “de rallyes”, muy grave, rondo y profundo. Este sistema de escape contribuye también en el plano estético gracias a sus cuatro salidas de escape.

A diferencia del Fiat 124 Spider, el Abarth monta un sistema de frenado firmado por Brembo, garantía de buen tacto. Gracias a sus pinzas rígidas de cuatro pistones que muerden cuatro discos de 280 mm de diámetro, el Abarth se detiene con seguridad en cualquier circunstancia, completando así un perfecto círculo en el que el conductor es el máximo protagonista.


También te puede interesar