26 enero 2012 Curiosidades, Deportivos, Vídeos

Para algunos de los que compran coches deportivos valuados en centenares de miles de euros, no es tan decisivo el poderío de sus motores, ni la velocidad final, sino el grado de exclusividad que se logra dentro de un determinado círculo social. Algunas marcas que no son tan conocidas y fabrican pocos ejemplares al año, entran dentro de ese reducido círculo que gusta mostrarse a los mandos de ciertos coches que casi nadie reconoce al primer golpe de vista, a no ser que lleven en sus logos un cavallino o un toro.

Una de esas marcas es Rossion Automotive. Esta marca americana tomó el testigo dejado por la desbandada de Noble Automotive, una marca británica que comenzó fabricando coches muy similares a éste pero con motores Ford V6; de uno de esos viejos modelos de Noble, el M400 (hablamos del año 2006), es que ha derivado esta versión estadounidense llamada Rossion Q1.

El Rossion Q1 está impulsado por el motor Ford V6 Duratec, siguiendo la misma línea que la extinta Noble aplicaba a sus modelos originales. Con una potencia de 450 caballos y doble turbo, Rossion anuncia una aceleración respetable de 3,1 segundos a los 100 km/h y una máxima de 306 km/h. Una característica curiosa del Rossion Q1 es que cada color (de los 17) que están a disposición del cliente se ha designado con el nombre de algún circuito de carreras del mundo; de manera que existe el “rojo Catalunya”, el “azul Laguna Seca” o el “amarillo Spa”, etc.

Para lo que ofrece, el Rossion Q1 no es tan caro, moviéndose en torno a los 60.000 euros. Por ese precio, más de un súper deportivo se encontrará en apuros cerca del Q1.

Vía | GT Spirit


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 26 enero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *