18 febrero 2011 Eléctrico, Salón de Ginebra, Tecnología, Tuning

ruf-electricoc.jpg

¿Qué ha pasado con Ruf, uno de los preparadores de Porsche más tradicionales del mundo? La respuesta es simple: lentamente se están adaptando a los tiempos que vivimos, ávidos de nuevas tecnologías que intentan imponerse también (y lo están logrando) al universo que gira alrededor de la célebre marca de Stuttgart. No han dejado de deleitarnos con los Porsche que construyen, pero también quieren ser los primeros, incluso antes que la propia Porsche, en contar con una oferta de modelos eléctricos.

Si en el pasado ya tuvimos ocasión de ver cómo se las arreglaba Ruf para crear acuerdos con Siemens y preparar un Cayenne eléctrico o el Ruff Greenster, ahora lo que nos espera son 10 nuevos prototipos 997 Carrera, bajo tres diferentes plantas motrices eléctricas.

En resumidas cuentas, las combinaciones que Ruf ha logrado resulta de diferentes variantes de transmisiones y motores eléctricos. Por ejemplo, un solo motor eléctrico y una caja de una sola velocidad (lo más usual) o dos motores y un cambio de dos marchas, que logra unos 335 caballos.

El tercer modelo es el más arriesgado, ya que cuenta con los mismos dos motores que el coche de 335 caballos, pero además con la novedad de contar con dos cajas de velocidades; un motor y una transmisión mueven una de las ruedas traseras, mientras que la otra “pareja” motor-cambio mueven la otra rueda trasera. De esta manera se intenta comprobar si dichas combinaciones mejoran el reparto de torque en cada rueda y el comportamiento en curva.

El tercer modelo es verdaderamente curioso, aunque no se sabe si será el que muestren en Ginebra. Ruf ha adelantado muchísimo en cuestión de tecnología eléctrica orientada a deportivos, el alumno más aplicado de Porsche.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 febrero 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *