21 septiembre 2011 Industria

La verdad es que la indefinida situación de Saab es comidilla de todos los días, por más que no querramos. La compañía se encuentra disputando la bancarrota con tres de sus sindicatos, mientras aún se da el lujo de declarar que Saab no es insolvente.

La situación ahora es que Saab está dispuesta a esperar hasta el mes de noviembre, ya que dicen que los chinos de Pang Da Automobile Trade Co. y Zhejiang Youngman Lotus Automobile Co. aprobarán sus inversiones en Saab en dicho mes. Claro que los sindicatos no están dispuestos a esperar dos meses más.

De manera que la situación está casi igual que la semana pasada, cuando reportábamos que Saab ya estaba en los juzgados tratando de acogerse a la protección del gobierno sueco.

Lo que sí ha cambiado es la voluntad de los sindicatos en mandar a pique a Saab para asegurar el pago de lo que se les debe. Con cada día que pasa, su posición es más inflexible con respecto a Saab. Cada una de las partes se ha declarado la guerra mutuamente, aunque Saab todavía no enfrenta su mayor problema: la deudas con sus proveedores externos.


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *