16 agosto 2013 Berlinas, Industria

saab

Tal vez hemos cometido un error con el título de esta entrada, pero a pesar de que Saab lleva ya mucho tiempo “muerto y enterrado”, la verdad es que lo que se comenzará a producir en la planta de Trollhättan desde el próximo mes, no es ni más ni menos que una versión “reciclada” del Saab 9-3.

Para echar un poco de luz al asunto, recordemos que Saab ha terminado siendo propiedad de un consorcio sueco, con capitales asiáticos, llamado National Electric Vehicle Swedenor (NEVS). NEVS había prometido un 9-3 eléctrico con su versión cabrío, pero de momento ninguna noticia lo confirma.

Unos 180 empleados retornaron esta semana a sus puestos de trabajo, en su tarea de preparar la factoría para la nueva producción que se iniciará el próximo mes. Habrá que tener en cuenta el tiempo transcurrido desde el cierre de la fábrica y los años que han pasado desde que se presentó el último 9-3, pero muy probablemente la nueva versión sea puesta al día, algo que aún no sabemos de parte de NEVS.

Pero no nos adelantemos aún a los acontecimientos, ya que no fueron pocas las veces en que los directivos de NEVS anunciaron la llegada del eléctrico. Tal vez lo que se fabrique en Trollhättan sea solamente el bastidor y la carrocería del 9-3, ya que han insistido muchas veces en que contarán con la colaboración japonesa y china para armar motores eléctricos y que los nuevos 9-3 eléctricos estarían listos a principios del 2014. Solo queda esperar.

Vía | Carscoop


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 agosto 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *