5 febrero 2008 Cabrios, Industria

eos

Su joven vida no ha significado en absoluto una baja numerosidad, 100.000 unidades no están nada mal. El Volkswagen Eos, ese cabrio que comparte bastantes partes con el Golf pero que tiene un frontal con más similitudes a Polo, supo combinar una buena funcionalidad y un elegante diseño con las directrices que mandan en el mercado de los compactos convertibles tales como el Mégane CC.

El modelo en cuestión fue fabricado en la planta que VAG tiene en Portugal, conocida como AutoEuropa, donde entre otros modelos se fabrica el único Seat fuera de Martorell, el Alhambra; como curiosidad, resultó ser uno plateado con motor gasolina 2.0 FSI de 150 CV y caja de cambios manual cuyo destino será Reino Unido

Vía | Motoradictos


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *