1 octubre 2010 Berlinas, Conceptos, Eventos, Furgonetas, Salón de París

Nissan Townpod - Salón de París

Los coches verdes y los ejercicios de diseño están a la orden del día en París. Dejamos un momento a las nuevas alternativas de movilidad ecológicas, para dirigirnos un momento hacia un modelo de lo más extraño. No por su forma o diseño, sino por la idea con la que fue concebido: servir de vehículo comercial y de ocio al mismo tiempo, ser una furgoneta pero también contar con el mismo confort y la comodidad de un turismo.

En cuestión de diseño exterior, el Nissan Townpod muestra algunos detalles característicos de otros coches de Nissan. Entre ellos, el mismo tren motriz eléctrico que el Nissan Leaf y un capó parecido al del Nissan Z, junto con algún aire al Cube. Pero el Townpod también cuenta con detalles propios, no menos interesantes.

Diseño exterior

Ante todo, el morro del coche es lo más parecido a una cara que he visto en coches, casi de caricatura. Los faros principales reflejan la filosofía de diseño funcional del Nissan Townpod al utilizarse como faros de posición cuando los pétalos azules están cerrados y como faros principales cuando están abiertos. Del mismo modo, el barniz plata sobre los intermitentes no tiene una única función estética. El efecto espejo que genera lo convierte en un moderno reflector cuando no se utilizan los intermitentes.

El coche se parece a una furgoneta por la presencia de sus puertas traseras correderas. La parte posterior tiene la luz de marcha atrás sólo en la parte derecha en lugar de en ambas, la placa de la matrícula desplazada a la izquierda y la manecilla de la puerta trasera hundida en la carrocería.

Los pilotos traseros están diseñados para reflejar la luz cuando no están en uso, como si se tratara de joyas talladas, para centellear más que para simplemente encenderse cuando se iluminan. Unas innovadoras bisagras permiten a las puertas traseras deslizarse tanto para abrirse en espacio estrechos y plegarse contra el lateral del coche para facilitar así el paso de vehículos y peatones

Diseño interior

La idea de una forma simple pero funcional se mantiene en el habitáculo del Nissan Townpod. El conductor simplemente se sienta delante de un volante simple pero futurista, y de dos palancas para accionar las luces y los limpiaparabrisas. El salpicadero no dispone de otros elementos y el cambio de marchas es un sencillo joystick situado junto al asiento del conductor, justo a su derecha.

El acceso a los elementos auxiliares como el climatizador y el equipo de entretenimiento se realiza mediante dos pantallas digitales situadas en el centro del salpicadero. El monitor superior se convierte en la instrumentación del vehículo y ofrece la velocidad del mismo, el estado de carga de las baterías, la autonomía restante y el sistema de navegación por satélite. Este sistema está equipado con tecnología sin cables Bluetooth para permitir la conexión con cualquier PDA.

Por último, el espacio de carga está optimizado para desplazar los asientos traseros hacia adelante, hasta plegarse contra los delanteros para despejar así un compartimiento de carga completamente plano.

No cabe duda que Nissan se las ingenió con el Townpod convirtiéndolo en un vehículo muy versátil, tanto para el trabajo, como para las salidas diarias o de fin de semana. Un “coche multiuso” que podría llegar a abrir un segmento completamente nuevo dentro de la industria.

Fuente | Nissan Prensa


Highmotor en Instagram

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 1 octubre 2010
  2. Salón de París 2010: Nissan 1 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *